Alteraciones de tráfico en la Plaza de Italia hasta junio por el tanque de tormentas

0
202

La construcción del tanque de tormentas en la Plaza de Italia, justo bajo los viales entre la plaza y el Maremondo, con una inversión 851.000 euros, afectará al tráfico desde este lunes, 10 de febrero, y los vehículos privados no podrán circular por esta zona del Sardinero desde el día 24 hasta junio.

Entre este lunes y el 24 de febrero se ejecutará la primera fase de las obras de este depósito, que permite recoger el agua pluvial en momentos de intensas lluvia. Durante esas dos semanas, el tráfico entre la rotonda de Joaquín Costa y el Hotel Sardinero se ordenará utilizando los dos carriles en dirección a la Avenida de Castañeda uno en cada sentido y podrán circular todo tipo de vehículos.

En esta fase, además, las paradas de autobús de la plaza de Italia en dirección hacia el centro estarán inhabilitadas y el Ayuntamiento las trasladará al espacio entre Piquío y el Hotel Sardinero, tramo en el que los aparcamientos en línea se habilitarán para ser parada de autobuses provisional hasta que concluyan las obras.

Sin embargo, en una segunda fase, que durará 19 semanas, desde el 24 de febrero hasta junio, solo los autobuses y taxis podrán pasar por la zona, a través de un carril que se habilitará en el vial de las actuales paradas de la plaza de Italia y que quedará regulado por semáforos para que ambos servicios públicos puedan circular en ambos sentidos.

Para los vehículos privados se han previsto rutas alternativas que, además, se señalizarán en diferentes puntos de la ciudad como Puertochico, la glorieta de los Delfines, la rotonda entre la Avenida de Pontejos y Los Castros, en la S-20, en el Alto Miranda o en la Avenida Reina Victoria. Para acceder al entorno, estarán abiertas al tráfico la calle Panamá, la Avenida de Maura y la Avenida de Los Hoteles.

En cuanto a los autobuses, en esta segunda fase también quedará inhabilitada la parada del Maremondo, que utilizan los vehículos del TUS que van en dirección hacia los Campos de Sport, ya que las obras se ejecutarán bajo los viales. Hasta que finalice la ejecución del tanque de mareas, esa parada se establecerá provisionalmente unos metros más arriba, a la altura del Hotel Sardinero.

Estas afecciones y restricciones de tráfico se deben a la construcción del tanque de mareas, una actuación que supondrá una inversión de 851.000 euros con cargo al canon anual de la empresa Aqualia y que, además de las dos fases anteriores, tendrá una tercera para la reposición del firme de los viales pero en la que «no habrá corte total de tráfico».

Con este tanque, que es un depósito de hormigón armado de 176 metros cúbicos y que ocupa 19 por 11 metros, se sustituirá al aliviadero existente por el que se vierte por el emisario de la plaza del Camello el excedente de aguas pluviales en momentos de intensa lluvia.

Con la ejecución de este tanque, que es un actuación «ambiciosa», se sustituirá ese aliviadero lo que permitirá no solo modernizar la infraestructura de saneamiento sino además «mejorar las condiciones ambientales del vertido, que es inevitable».

La función del tanque de tormentas es, en esos momentos de intensas lluvias, poder recolectar «el primer golpe de agua» que es el que «arrastra toda la suciedad del pavimento», de forma que se almacena en el depósito y, cuando esté se llena, es cuando se empieza a verter agua por el emisario pero «ya decantada», es decir, libre de los elementos sólidos.

Desde el Ayuntamiento se ha trabajado para que el proyecto y las autorizaciones de esta actuación coincidiesen en el tiempo con las obras de remodelación de la Plaza de Italia para «solapar ambas actuaciones y minimizar en lo posible las molestias a los ciudadanos».

Imagen de archivo.

What do you want to do ?

New mail