Adiós a la carretera de la muerte. Tras 40 años la AP 1 es historia, ahora es gratis.

El Gobierno de Pedro Sánchez y el ministro de Fomento José Luis Ábalos han dado un paso histórico en las carreteras españolas. La autopista de peaje más cara de España en lo económico y la más cara en cobrarse vidas humanas es historia. Está abierta. No hay peaje desde la localidad burgalesa de Castañares hasta Armiñón (Álava).

Las cifras de movimiento de este tramo son mareantes. Tiene una circulación diaria de 20.588 vehículos. La N-I entre Burgos y Miranda soporta el paso de 10.000 vehículos diarios, más de la mitad son camiones.

Para ir por carretera de Burgos a Miranda de Ebro había dos opciones: pagar el peaje que cada vez más caro de la AP-1 o jugarse la vida en la Nacional I, en un tramo sin desdoblar por el que circulan diariamente más de 5.000 camiones, y con unas lentas obras de mejora, algunas paralizadas por la crisis.

Este tramo se ha cobrado más de 250 vidas desde 1994, con una media de diez muertos al año, muchos de ellos vecinos de la zona, como el pueblo de Fresno de Rodilla, donde todas las familias han perdido al menos una persona en accidentes de tráfico en los 70 km más peligrosos de España.

La autopista AP 1, adjudicada en 1974 y abierta en 1984, vivió ya tres prórrogas, ya que en un inicio su explotación era únicamente por 20 años. Finalmente alcanzará los 44 años, ya que la última prórroga venció el 30 de noviembre de 2018. Ahora la titularidad es del Estado. Itínere (Grupo Sacyr) era la propietaria de esta concesión. Ha llegado un nuevo momento para toda zona.

PRESIDENTE DEL COMITÉ OLIMPICO ESPAÑOL

La carretera de la muerte, la AP1, se ha cobrado muchas vidas en estos 44 años y su parelela, la Nacional 1 cientos de vidas. Una de ellas la del presidente del Comité Olímpico Español, Alfredo de Goyeneche y Moreno, que perdió la muerte en un desgraciado accidente de tráfico cerca de Pancorbo en el mes de marzo de 2002. Era presidente del COE desde 1998.

Scroll al inicio