26/05/2024

nada personal, solo información

UNICAN, Mar Marcos Sánchez: «La heterosexualidad va encaminada a la procreación»

«La forma heterosexual es la que domina porque va encaminada a la procreación”

Los griegos denominaban al amor pasional y sexual Eros, causa de tragedia y locura, que ha propiciado historias que se siguen rememorando en nuestros días. Y justamente estos días en Laredo tiene lugar el curso Amor y deseo en el mundo clásico, dirigido por la catedrática de Historia Antigua de la Universidad de Cantabria (UC) Mar Marcos Sánchez, con el objetivo de analizar el amor y sus formas en el mundo antiguo.

“Nos parecemos muchísimo en muchos aspectos a los griegos y a los romanos. Las poesías amatorias en Roma tienen el mismo sentimiento amoroso, que tiene mucho que ver con la pasión. Sin embargo, respecto a las formas de sexualidad, en Grecia hay grandes diferencias” ya que, por ejemplo, “tendemos a decir que la pederastia es una forma de sexualidad griega pero, en realidad, es una manera de practicar la sexualidad que estaba regulada. Ellos no la hubieran reconocido como tal, así que en realidad tenemos diferencias”, señala la directora de un monográfico cuyo fin último ha sido reflexionar sobre las relaciones en el mundo antiguo.

Marcos explica que la homosexualidad era algo común en la antigüedad, porque “había un mito que decía que hubo un momento primigenio muy antiguo en el cual las personas eran dobles, bifaces. Eran personas muy insolentes todas ellas y la divinidad las partió por la mitad, por lo que se dice que estaban buscando a la otra mitad. Si tú eras un doble de dos hombres eres homosexual masculino, si eras de dos mujeres eras lésbico, y si habías tenido una bifacialidad mixta eras heterosexual. Por tanto, ellos entendían que naturalmente había personas que tenían una inclinación hacia un lugar u otro”.

Fue después, según la catedrática de Historia Antigua de la UC, cuando las sociedades “fueron regulando las formas de sexualidad, que es un tipo de regulación de orden social y de dominación política  y, al final, la forma heterosexual es la que domina porque va encaminada a la procreación”.

EXHIBICIÓN ‘NECESARIA’

Según Marcos, otra de las diferencias notables entre nuestra forma de entender las relaciones afectivo-sexuales y la de época antigua es que hoy “hay un aspecto de exhibición, necesaria, de la sexualidad para que sea reconocida, porque lo que no se conoce, no se exhibe, no se puede reconocer. Hoy lo ponemos en términos de derechos, es decir, salimos el día del orgullo gay porque es necesario que la sociedad entienda que existe para que sea lícito”, pero en cambio, “en la antigüedad no hay este tipo de actos”.

Como recuerda la experta, en la antigua Grecia estaba prohibido “determinado tipo de homosexualidad, por ejemplo, entre hombres adultos y jóvenes del mismo sexo, que se practicaba muchísimo en el ámbito filosófico o deportivo, pasados los 17 años estaba totalmente prohibido”, pero antes de esta edad “se consideraba como una iniciación de la adolescencia a la etapa madura, pero no existía esa forma de comunicar la tendencia sexual de manera pública”.

PONENTES DE NIVEL

El curso de verano Amor y Deseo en el Mundo Clásico ha conseguido juntar en un mismo lugar especialistas en literatura, filología, historia, religión y arte antiguo de la talla de Manel García, profesor de Historia Antigua de la Universidad de Barcelona, y Enrique García, catedrático de Historia Antigua en la Universidad de las Islas Baleares.

El monográfico, organizado en el marco de los Cursos de Verano da la UC, termina este viernes 21 de julio, con las intervenciones del catedrático emérito de Historia Antigua Ramón Teja y la ponencia on line de la profesora de Historia del Arte Elena Sainz. El primero se centrará en “el demonio de la homosexualidad en el monacato antiguo”, la segunda lo hará en el amor y la pasión en el arte. Una propuesta veraniega muy rigurosa cuyas interesantes temáticas y profesores de calidad han conseguido atraer hasta Laredo a un gran número de alumnos que se marchan satisfechos de haber ampliado sus conocimientos.

 

 

Scroll al inicio