22/04/2024

nada personal, solo información

Gema Igual decidió que esta empresa de capital y origen cántabro no cotice en Santander

El PP critica que Ferrovial se haya ido a los Países Bajos y Gema Igual echa a ASCÁN de Santander

“No hay peor astilla que la de la misma madera” pensarán desde hace bastante tiempo en la empresa cántabra ASCÁN, aquella en la cual César Díaz ejerció una labor profesional. Una empresa radicada en Cantabria y dedicada, entre otros cometidos, a la construcción, obra civil, edificación y servicios. Empresa de la que recibió varias o muchas nóminas el hoy ilustre concejal. En 2007 este Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, decidió entrar en política porque un compañero y amigo de promoción le llamó y allí acudió. Ya han pasado varios años. Estamos en 2023 y tanto César Díaz como Gema Igual, que entraron en la Casa Consistorial -2007 y 2003, respectivamente-  acumulan un recorrido y suman una experiencia. En 2027 habrán cumplido 20 años de acomodo público en el caso del edil y 24 años en la regidora. La suspensión de un Plan General de Ordenación Urbana y con ello el regreso en el tiempo a 1997 hasta la Alcaldía de Gonzalo Piñeiro; los incendios varios como en Tetuán o en el Museo de Bellas Artes; la ilusión de ser Capital Europea de la Cultura sin tener un teatro municipal ni hacer lo posible por tenerlo; el Metro TUS; la pérdida de población o de turistas; la situación de las playas; o abrir una biblioteca sin bibliotecario/a; son detalles. Hay otros temas que no son detalles, sino que definen una forma de gobierno. Una forma de gobierno autoritaria o tranquila. Según el prisma con el que se desee analizar. Hay forma tranquila porque acumular 44 años de gobierno continuado otorgan un caché, una distinción, una confianza y una comodidad. Otra forma de gobierno es la autoritaria. “Lo hago porque sí”.

«HAY QUE ECHAR A ASCÁN»

La primera medida que tomó Gema Igual tras ser elegida alcaldesa en 2019 fue cerrar el contrato con ASCÁN. A las puertas de las elecciones de 2023, cuatro años después, Santander es una ciudad sucia, con ratas, se limpia cada dos o tres días y, lo más preocupante no hay fecha para saber cuándo se conocerá quién será la empresa que gestione la limpieza de la ciudad una vez que ha salido el pliego de condiciones.

Y esto no son detalles de gobierno. En noviembre de 2021 Gema Igual decidió declarar el Estado de Emergencia en la limpieza de la ciudad y en abril de 2023, seguimos en Estado de Emergencia. El Ayuntamiento de Santander ha perdido juicios en primera instancia, apelaciones en el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria, pierde más de 200 euros diarios en intereses, la nueva empresa de capital alemán es más de 6 millones de euros más cara que ASCÁN y, Santander está sucia. Una ciudad que vive, según Gema Igual, del 87% de sus ingresos del turismo está sucia, con ratas, huele mal, algunas aceras de grises han pasado a ser marrones. Esa es la realidad diaria. Un Ayuntamiento que ha echado de la ciudad a una empresa de Cantabria porque el propio pliego de condiciones no permite limpiar más y mejor la ciudad y sus playas.
Mientras el PP critica que Ferrovial se haya ido a los Países Bajos, Gema Igual echa de Santander a una empresa cuyo capital es de su región, de su ciudad con el visto bueno -o tal vez el hacedor de la idea- del edil de su derecha, del ingeniero de Caminos, Canales y Puertos. Hay un refrán que dice que “quien muerde la mano que le da de comer, lame la bota que patea”. ASCÁN ya no cotiza en Santander y ahora le sale caro a los santanderinos y santanderinas. Se verá en los recibos.

12 MESES CON ASCÁN: 14.857.374,46 €
12 MESES CON PREZERO: 20.849.271,88 €
El contrato que por emergencia tiene PREZERO es 6 millones de euros más caro que ASCÁN-Geaser.
Cada día le cuesta al contribuyente unos 200 euros en intereses el cese con ASCÁN-Geaser.

 

Editorial de Cantabria Directa

Scroll al inicio