19/07/2024

nada personal, solo información

Trabajadores Unidos: «Queremos que los empleados públicos se sientan seguros al denunciar malas prácticas»

Concentración de Trabajadores Unidos frente a la sede del Gobierno de Cantabria para pedir la dimisión del presidente de la Comunidad, Miguel Ángel Revilla, y la creación de una oficina anticorrupción, tras la presunta trama en Obras Públicas.  A las 09.30 h. y previo a la reunión semanal del Consejo de Gobierno ha conseguido crear la atención social ante lo que consideran «un atropello» al tiempo que manifiestan que es «el momento de dar la cara».

La protesta ha reunido a una veintena de trabajadores del sindicato que portaban pancartas en las que se leían reivindicaciones como ‘privatización, precarización’, ‘nuestros mayores desatendidos’, ‘Revilla dimisión’ o ‘dinero fugado’.

Durante el acto, la secretaría general de TÚ, Isabel Rodríguez, ha denunciado la «situación de fuga» de dinero público, además de la «carencia» de mantenimiento del servicio público que ha tenido lugar durante esta legislatura. «Este sería el momento de dar la cara», ha señalado Rodríguez en referencia a Revilla, que a su juicio, debería dimitir «por un acto de responsabilidad», por el «incumplimiento» de su labor de gestión y control del modo de empleo de los presupuestos. Además, ha vuelto a exigir la oficina de anticorrupción, con la que al Gobierno «tanto se les lleno la boca» con la promesa de su creación.

Esta protesta se produce después de que se comunicara la apertura de un expediente disciplinario al delegado y trabajador del Servicio de Vías y Obras, Antonio Arenal, «al día siguiente» de que este alertara públicamente de las «carencias» y la «privatización» del mismo. Según la secretaria general de Trabajadores  Unidos, Isabel Rodríguez Gaitán, Arenal recibió la comunicación de la apertura del expediente «al día siguiente» de intervenir en la rueda de prensa ofrecida por TÚ el pasado 14 de marzo, en la que denunciaba la situación «crítica» en la que, a su juicio, se encuentran los servicios públicos de Carreteras, Vías y Obras.

«Queremos que los empleados públicos se sientan seguros al denunciar malas prácticas o cualquier otra sospecha, que luego puede que no sea fundada, sin sentir que nuestra carrera profesional, protección o salario va a depender de ello», ha destacado. Asimismo, Rodríguez ha trasladado la «falta de recursos» y las «dificultades» en los centros de atención a la dependencia, así como la «escasez de presupuesto» en muchos de estos puntos para adoptar las medidas de seguridad pertinentes. También ha denunciado que los servicios públicos «se desangran», ante la ausencia de listas de sustituciones.

Scroll al inicio