14/06/2024

nada personal, solo información

Potes, «Cantabria te da las gracias porque nos prestigias el Premio Beato»

PREMIO BEATO DE LIÉBANA PARA JOAN MANUEL SERRAT

«Cantabria te da las gracias porque nos prestigias el Premio Beato». Con esta afirmación ha concluido el presidente regional, Miguel Ángel Revilla, su intervención en la ceremonia de entrega de este galardón, en la categoría de Cohesión Internacional, al cantautor catalán Joan Manuel Serrat, en reconocimiento a su trayectoria personal y profesional en defensa de los valores cívicos y humanitarios.

Para Revilla, el galardón que «merecidamente» ha recogido hoy Serrat es un homenaje de la Comunidad Autónoma a una persona muy querida por los españoles y que, a pesar de su dilatada y laureada carrera musical, representa «el anti-divo» por su cercanía y naturalidad. «Joan Manuel será de los pocos que concilia la mayor unanimidad como persona querida. Hay otros: Rafael Nadal, le quiere mucho la gente; Iniesta, muy querido; el padre Ángel, todos. Pero Joan Manuel es un hombre que le quiere todo el mundo. No tiene rechazo, porque es una persona buena y sencilla», ha apuntado.

Por este motivo, el presidente se ha mostrado «encantado» de que Serrat haya aceptado este premio y ha asegurado que contar con él como «embajador» supone para Cantabria un «espaldarazo» en su objetivo de abrirse al mundo y «poner de relieve todo lo que tenemos». Con la Puerta del Perdón del Monasterio de Santo Toribio de fondo y a poco menos de un mes para que su apertura marque el comienzo de un nuevo Año Jubilar Lebaniego, Revilla ha recordado la importancia histórica de quien da nombre a estos premios, Beato de Liébana, un cántabro nacido en Aniezo que fue uno de los grandes artífices de la Reconquista y quien proclamó patrón de España a Santiago, lo que dio lugar al Camino de Santiago y a la primera vertebración europea.

«Lo que te llevas es un premio muy importante, de una persona muy desconocida que estamos intentando recuperar, el hombre más singular que hayamos tenido jamás», ha explicado Revilla a Serrat, a quien, por último, ha invitado a «hablar bien de esta tierra, conservar este premio y volver más veces». Por su parte, el cantautor ha agradecido este premio que recibe «con los brazos abiertos» y que está «tan ligado a esta tierra, a sus gentes y a la figura fundamental de Beato de Liébana». En cuanto a los valores que le han hecho merecedor del galardón, ha asegurado que «enfrentar la discriminación y la intolerancia y defender el pensamiento libre y plural no es más que actuar en defensa propia».

En su opinión, «vivir solo vale la pena para querer y para que te quieran«, y, por este motivo, ha expresado su satisfacción por recibir este reconocimiento en un «lugar tan hermoso y tan mágico» como el Monasterio de Santo y, por extensión, en una «tierra hermosa y generosa» como Cantabria. Un premio que, además, le ha permitido pasar unos días en la región, recibir «el afecto y la cercanía» de los cántabros y descubrir «lugares que, incompresiblemente, a pesar de las vueltas que he dado por el mundo, no había tenido la fortuna de poder visitar», como Cabárceno, Potes o Fuente Dé.

Finalmente, Joan Manuel Serrat ha dado las gracias al Gobierno por la distinción, se ha mostrado orgulloso de compartir este premio con amigos suyos como Manuel Gutiérrez Aragón, Silvio Rodríguez y Josep Borrell, que lo recibieron en ediciones anteriores, y se ha comprometido a volver a Cantabria con su familia «más asiduamente». El acto ha congregado en la explanada del Monasterio de Santo Toribio de Liébana a una amplia representación institucional de la Comunidad Autónoma. Entre otras autoridades presentes, ha destacado la asistencia de casi todos los consejeros del Ejecutivo cántabro; el presidente del Parlamento, Joaquín Gómez; la delegada del Gobierno, Ainoa Quiñones; el obispo de la Diócesis de Santander, Manuel Sánchez Monge; el alcalde de Camaleño, Óscar Casares; otros regidores de la comarca lebaniega y el padre Ángel, entre otros rostros conocidos.

También han intervenido en la ceremonia los consejeros de Presidencia, Paula Fernández, para dar lectura al acta del jurado de los premios, y de Turismo, Javier López Marcano, que ha sido el encargado de realizar la presentación de Serrat, en la que trasladado al cantautor «el reconocimiento, el afecto y el cariño» de Cantabria por recibir un premio que hace a los cántabros «más universales». En el transcurso de la ceremonia se ha proyectado un vídeo para repasar la trayectoria de Serrat y otro enviado por Silvio Rodríguez, Premio Beato 2019 de Entendimiento y Convivencia. Asimismo, se ha concedido el Premio Beato, en la modalidad de Entendimiento y Convivencia al chef José Andrés, que no ha podido asistir por motivos profesionales. La nota musical ha corrido a cargo de la Camerata Coral de la Universidad de Cantabria, que interpretado diferentes piezas, entre ellas ‘Caminante no hay camino’, del propio Serrat, y ha puesto el broche final al acto con el himno regional.

Méritos

El Consejo de Gobierno aprobó el 15 de diciembre de 2022 conceder los premios a Joan Manuel Serrat y al chef José Andrés. La candidatura del cantautor español fue propuesta por la Asociación Cantabria en el Camino y el jurado ha valorado su larga carrera cultural dirigida a la defensa de los valores humanitarios, con un papel comprometido con su tiempo y con las circunstancias políticas que le tocó vivir y que afrontó con dignidad y solidaridad. En cuanto a la candidatura del chef José Andrés, presentada por la Oficina de Calidad Alimentaria (ODECA), el jurado ha valorado su labor humanitaria en la escena internacional, fundamentalmente, a través de la organización no gubernamental World Central Kitchen (WCK). Esta entidad, creada en 2010 a partir del terremoto de Haití, está dedicada al abastecimiento de comida a personas afectadas por desastres naturales o conflictos, como la pandemia o la invasión de Rusia a Ucrania.

Los Premios Beato de Liébana, que cumplen su quinta edición, tienen como finalidad honrar y reconocer a personas físicas o jurídicas e instituciones que se hayan distinguido en el desempeño de su actividad o por su trayectoria de contribución al entendimiento, la convivencia y la integración y cooperación internacional.

El galardón es una estatua de bronce, obra de la artista cántabra Mercedes Rodríguez Elvira que representa unas alas de ángel, muy frecuentes en la iconografía de Beato, que protegen al Monasterio de Santo Toribio de Liébana y al entorno montañoso que lo rodea. Anteriormente, recibieron estos galardones Josep Borrell y Manuel Gutiérrez Aragón (edición 2018), Silvio Rodríguez y el Padre Ángel (2019), el personal de los centros sanitarios y residenciales para personas mayores y con discapacidad (2020), y Ana Patricia Botín y Elena García Armada (2021).

Scroll al inicio