Astillero, el puente sobre la ría de Solía «facilita el tránsito entre los diferentes núcleos de la bahía de Santander»

La Consejería de Obras Públicas, Ordenación del Territorio y Urbanismo del Gobierno de Cantabria avanza en la ejecución de la última fase del proyecto para construir el eje viario del polígono de Morero pues, tal y como ha detallado el consejero, ya está en licitación por 14,1 millones.

 

En un acto público ante numerosos empresarios, José Luis Gochicoa ha recordado que esta última fase se ha demorado más de lo deseado debido a la carestía de las materias primas, entre otras casuísticas, lo que propició que tuviera que sacarse nuevamente a licitación, pero «hoy estamos muy ilusionados».

En su opinión, se trata de una de las obras «más importantes» de la región porque finalizará la conexión de los polígonos de Guarnizo y de Morero con las principales vías de comunicación de la región, con una salida directa a la red de autovías en la S-30 y, a su vez, facilitará el tránsito entre los diferentes núcleos de la Bahía de Santander con un camino «más corto y directo» y mejorando los accesos a los municipios.

A ello se suma la posibilidad de que nuevas empresas se puedan instalar en el polígono, dada su «buena» conectividad, lo que «genera riqueza y empleo y esa es nuestra prioridad». «Estamos muy contentos de que esta obra permita mejorar el polígono industrial», ha concluido el consejero.

Finalmente, los alcaldes de Astillero y de Villaescusa, Javier Soberón y Constantino Fernández, también presentes en el acto, han agradecido la inversión del Gobierno de Cantabria en el polígono de Morero que permitirá que las relaciones sociales y económicas de ambos municipios estén mucho más consolidadas. Además, se han mostrado «muy contentos» porque después de las dificultades que ha tenido esta fase «va a ser realidad».

Alcance de los trabajos proyectados

El nuevo tramo de carretera proyectado entre el Polígono de Morero y Liaño de Villaescusa, sirve de cierre a la conexión entre las autovías S-10 y S-30-Ronda de la Bahía que supone la CA-144, acometida por el Gobierno de Cantabria. El tramo tiene una longitud de 619,125 m, comenzando en el P.K. 1+100, una vez superada la glorieta que sirve de conexión con el Polígono de Morero y concluyendo en una de las glorietas del enlace de Liaño.

La actuación tiene como principal elemento singular un viaducto de 427 metros de longitud. Se trata de una estructura mixta de tipología aporticada, con cajones paralelos y apoyos sobre las pilas principales 1 y 2 mediante fustes inclinados de sección metálica cerrada. En el resto de vanos, se plantea una sección constante tipo bijácena con nervios doble T. El tablero se materializa mediante prelosas y losa de hormigón armado. La cimentación es profunda en todos los apoyos.

La sección tipo tiene una anchura final de 13.05 metros. La calzada está formada por dos carriles de 3.25 metros y arcenes de 1.10 metros, a lo que se une, en uno de los lados, una acera compartida de 2.75 metros, y el espacio reservado a pretiles de contención y barandillas. La sección es, por tanto, asimétrica, quedando el eje de trazado desplazado respecto del eje de estructura.

El proyecto contempla la instalación de la señalización horizontal de todos los ejes, a través de marcas viales reflectantes en color blanco, según las formas y características definidas en los planos de detalle, así como señalización vertical conforme a la normativa del Ministerio y de todos los sistemas de contención de vehículos adecuados a cada situación.

Para la iluminación, la solución adoptada consiste en la instalación de puntos de luz formados por columnas de chapa de acero galvanizado en caliente de 10 metros de altura, de disposición unilateral y con una distancia entre ellos que no supera los 40 metros según los tramos, empleándose luminarias de tecnología LED.

A la finalización se procederá a la reposición de un camino agrícola afectado, así como de una línea eléctrica de alta tensión bajo la que cruzará la carretera y otras medidas de restauración ambiental para garantizar la adecuada integración de la carretera en el entorno que incluye la revegetación de los márgenes y zonas afectadas, así como el acondicionamiento de un paso de fauna diferenciado del paso para el camino agrícola.

Fases previas

En una primera fase se construyó el tramo Enlace de La Cerrada – Crucero de Boo, ya ejecutado, con el que se facilitaba la conexión de los polígonos con la autovía S-10 para mejorar el acceso a los mismos desde la red de autovías del Estado. Posteriormente se ejecutaron las obras del tramo Crucero de Boo – Polígono de Morero, recientemente finalizadas, que han mejorado la accesibilidad entre los dos polígonos industriales de la zona, dando continuidad al tramo anterior, mientras que la creación de una nueva carretera en la zona central cuya continuidad hasta la autovía S-30 es precisamente el objeto de la tercera fase que hoy se ha presentado.

Últimas Noticias

Scroll al inicio
Ir arriba