CCOO emplaza a cubrir las plazas administrativas en las comisarías con personal no policial

  • La Federación de Servicios a la Ciudadanía estima que en Cantabria hay vacantes 22 plazas y que una media de 15 policías se dedica a expedir DNI y pasaportes en detrimento de su labor policial
  • La lista de espera para hacer o renovar documentación supera a veces, y dependiendo de la oficina, el mes y medio de espera y los problemas del 060 y de la web de cita previa son constantes

La Federación de Servicios a la Ciudadanía de Comisiones Obreras en Cantabria (CCOO) ha instado a la Administración a cubrir las plazas administrativas en las comisarías con personal no policial pues sólo en Cantabria hay alrededor de una docena de agentes dedicados a estas tareas, que se materializan fundamentalmente en la prestación de servicios públicos en oficinas de expedición de Documentos Nacional de Identidad (DNI) y pasaportes, extranjería, archivos, secretarías y otras tareas de gestión, y que, por tanto, están relegados a estas funciones para hacer frente a la merma de la plantilla de personal no policial de la Administración General del Estado.

Para el sindicato, la solución es fácil, sólo sería necesario cubrir las plazas vacantes de funcionarios, en Cantabria se estima que hay unos 22 puestos sin cubrir entre las dos oficinas de Santander, la de Torrelavega y la de Castro Urdiales. En total en España se calcula que serían necesarias cubrir 2.500 plazas para liberar de esta tarea a los policías.

“Son tareas administrativas puras y duras que tiene que hacer el personal no policial. No es de recibo que la policía deje de realizar tareas policiales esenciales que sólo ellos pueden llevar a cabo, como es la seguridad ciudadana, la vigilancia o la protección de colectivos vulnerables, por ejemplo, por estar realizando tareas que puede hacer otro tipo de personal”, ha señalado José Antonio Gómez Almagro, delegado de CCOO en la Administración General del Estado (AGE).

Desde el sector de la AGE han señalado que la falta de personal en la AGE, y en este caso concreto en las oficinas de las comisarías, está suponiendo un claro perjuicio para la ciudadanía, que soportan grandes listas de espera para poder hacerse o renovar su DNI o pasaporte y ven cómo hay efectivos policiales que están en estas tareas y que bien podrían estar en las calles garantizando la seguridad ciudadana.

“Depende de la época pero hay momentos en los que las listas de espera son muy grandes, de más de mes y medio. Además, hay que tener en cuenta, por ejemplo, que ya no es sólo que tras la pandemia se viaje más sino que para ir a Reino Unido ahora es necesario el pasaporte y es mucha la gente que no lo tiene y necesita hacer la gestión”, ha añadido Gómez Almagro, que añade que también hay que contar los problemas que genera el sistema de cita previa, bien el 060 o la web, “cuyos fallos son constantes, al igual que las reclamaciones. La ciudadanía llama por teléfono a las oficinas para ver si les podemos gestionar una cita pero dada la escasez de personal tampoco podemos atender esas llamadas”.

Últimas Noticias

Ir arriba