El Parque Nacional de Picos de Europa tendrá un presupuesto de más de 13,1 millones en 2023

El Parque Nacional de los Picos de Europa, que engloba parte del territorio de las comunidades autónomas de Cantabria, Asturias y Castilla y León, contará el año que viene con un presupuesto global de 13.150.000 euros para continuar, entre otras actividades de planificación, con la tramitación del proyecto del Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque; la ampliación de la Reserva de la Biosfera de Picos de Europa, y la ampliación de la Zona de Especial Conservación Picos de Europa de Asturias, además de continuar con la tramitación de la ampliación de esa figura de la Red Natura.

En el caso de Cantabria, se prevé, entre otras medidas, la firma de un convenio de colaboración entre la empresa pública cántabra MARE y la asturiana de COGERSA para la recogida de basuras en Tresviso; la retirada del tendido eléctrico abandonado en Áliva; trabajos de mantenimiento en el Centro de Visitantes de Sotama, con la renovación de los equipamientos expositivos; el estudio de mejora y puesta en valor de la senda Matallana (Urdón-Tresviso-Bejes-Urdón), y la restauración y puesta en valor de la mina Las Mánforas, en Áliva.

Para ello, el Parque invertirá en Cantabria un total de 3.200.000 euros, con los que también se llevarán a cabo actuaciones de renovación de vehículos para la Guardería del Parque; la adquisición de material y vestuario para el personal; equipamiento para el grupo de Guardería especializado en trabajos de altura; adquisición de desfibriladores para los centros de visitantes, y trabajos habituales de prevención y extinción de incendios forestales, recogida de basuras, desbroces y quemas prescritas, conservación y reparación de señalización, conservación de cercados electrificados para protección del ganado, y trabajos de conservación.

Del presupuesto total del Parque para 2023, Cantabria invertirá 3.200.000 euros, mientras que Asturias 5.900.000 euros, y Castilla y León, 4.000.000 euros, cantidades todas ellas aportadas por las propias comunidades autónomas, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITERD) y los fondos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR). Así lo ha explicado hoy el consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria, Guillermo Blanco, durante la celebración en Camaleño del Patronato del Parque Nacional de Picos de Europa, el último que se celebra bajo la presidencia de Cantabria, así como la Comisión de Gestión del Parque.

Tras hacer un balance “más que positivo” de la gestión del Parque bajo la presidencia de Cantabria en los últimos tres años, Blanco ha destacado el presupuesto “continuista” con el que va a contar el año que viene el Parque, que pasa de una partida de más de 8,1 millones de euros en 2022 a un presupuesto de más de 13,1 millones de euros para 2023.

Unas cuentas que, según Blanco, servirán para seguir avanzando en el modelo de cogestión que Cantabria mantiene con Asturias y Castilla y León como “ejemplo de coordinación entre tres administraciones públicas que trabajan en objetivos comunes” y con el reto principal de aprobar el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque, después de una tramitación “larga y que no siempre ha sido fácil”.

En este sentido, ha destacado el buen entendimiento mostrado por las tres comunidades autónomas a la hora de impulsar la gestión del Parque, a pesar de “nuestros diferentes colores políticos”, y ha puesto en valor el trabajo previo que se ha desarrollado para aprobar unos documentos que van a contribuir a seguir gestionando el Parque de manera coordinada en un clima de colaboración y diálogo permanente.  Ha confiado en que las medidas que se pongan en marcha el año que viene sirvan para impulsar el papel de los habitantes del Parque como elemento central de desarrollo para el futuro de la conservación de la biodiversidad y como elemento de desarrollo económico de los Picos de Europa.

La reunión, a la que también han asistido, en representación de Cantabria, el director general de Biodiversidad, Medio Ambiente y Cambio Climático, Antonio Lucio, y el subdirector general de Medio Natural, Ángel Serdio, que ejerce como codirector del Parque por Cantabria y director del Parque por turno, ha servido para analizar el Plan de Gestión de Fauna Salvaje del Parque, donde, a pesar de que la caza está prohibida, se autorizarán el año que viene batidas por daños, en colaboración con las sociedades de cazadores de las diferentes zonas. En el caso de Cantabria, estará permitida la caza de entre 70 y 90 ejemplares de ungulados, especialmente, de jabalí, y se ha informado de la presencia en el Parque de la reproducción de 7 manadas del lobo, si bien hay indicios de dos más.
También han participado representantes de las comunidades autónomas de Asturias y Castilla y León, así como los alcaldes de los municipios cántabros que se integran en el territorio del Parque: Tresviso, Cillórigo de Liébana y Camaleño, y representantes de las corporaciones municipales de Asturias y Castilla y León que se ubican en el territorio que abarca el Parque.

Scroll al inicio