Flamenco con ‘¡A ver!’, viernes 18; ‘Alma’, y Sara Baras, sábado 19; y Exposición ‘Carmen Amaya 1963. Taranta, agosto, luto y ausencia’

Viernes 18 de noviembre. Sala Pereda. 10:00 h y 12:00 h. | Campaña escolar

Ambulantes Danza: ‘¡A ver!’
Dirección y dramaturgia Juan Cifuentes, a partir del libro ‘Pequeño azul y pequeño amarillo’ de Leo Leonni. Editorial Kalandraka

Edad recomendada a partir de 4 años. /Duración: 50 min. Sin descanso

Temática: Inteligencia emocional y nuevas tecnologías

‘¡A ver!’ es un espectáculo de flamenco creativo y nuevas tecnologías. Ella es Pequeña Azul, inquieta y bailarina, no para de trastear con sus pasos de baile, sus posturas y sus zapatos. Su baile flamenco es azul, arrebatado y simpático. Su entorno también es azul y sus padres son esas proyecciones grandotas que vemos también azules. Todo es azul en su entorno familiar, aunque tiene amigos de todos los colores. Uno de sus mejores amigos, es su vecino de la casa de enfrente. Él es Pequeño Amarillo, que baila flamenco de color amarillo, su baile a ratos es suave y ondulado. Él tiene como padres unas proyecciones grandotas de color amarillo a las que quiere mucho, su entorno familiar es amarillo.

Desobedeciendo a su mamá Mancha Grandota, Azul se va de su casa a buscar a su amigo Amarillo a la casa de al lado. ¡Qué aventura! Qué baile de nervios y alegrías flamencas al encontrarse y abrazarse convirtiéndose en un nuevo color, en unos nuevos personajes, los dos se convierten en verdes. Ahora los dos verdes juegan a bailar por aquí y por allá, se van al parque verde, se meten en el túnel negro, suben aquí bajan allá y vuelven con el nuevo color a sus casas. Pero en casa de la familia Azul no reconocen al Verde que entra por la puerta, ni en casa de la familia Amarilla, tampoco. Vienen los llantos, que se convierten en lágrimas de color Azul y Amarillo, que devolverán sus colores primarios a los personajes. Los padres al volver a abrazarlos a todos y mezclarse con azules y amarillos, ellos mismos también se ponen verdes y entonces descubren lo que pasa. Todos lo celebran contentos bailando por bulerías.

Sábado 19 de noviembre. Sala Argenta. 19:30 h

Sara Baras  / ‘Alma’
Dirección, guion y coreografía: Sara Baras

Música: Keko Baldomero / Textos: Santana de Yepes / Iluminación: Antonio Serrano, Chiqui Ruiz
Vestuario: Luis F. Dos Santos / Bailarines: Sara Baras
Cuerpo de baile: Chula García, Charo Pedraja, Daniel Saltares, Cristina Aldón, Noelia Vilches, Marta de Troya

Director musical: Keko Baldomero / Piano: Álex Romero | Contrabajo: José Manuel ‘Popo’ | Guitarra: Keko Baldomero y Andrés Martínez | Cante: Rubio de Pruna y David de Jacoba | Percusión: Antón Suárez y Manuel Muñoz ‘El pájaro’ | Saxofón, armónica, flauta: Diego Villegas / Repetidora: Chula García / Colaboración especial cante: Juana la del Pipa, Israel Fernández y Rancapino Chico / Jefe técnico: Sergio Sarmiento / Telones: Peroni, Garriets / Sastre: Adolfo Martínez / Mantón antiguo: Ángeles Espinar / Zapato de baile: Antonio García
Asistente de dirección: Patricia Pereyra Baras
Duración: 90 min. Sin descanso

Volver es siempre una invitación a soñar, empezar de nuevo es un camino por descubrir y, en esta ocasión, volver es reencontrarnos, sentir el vértigo de la partitura por escribir, de las luces que deben encenderse para vernos de nuevo, de dibujar nuestros sentimientos, nuestro lenguaje en ese lienzo incierto del teatro, volver al aplauso, al cariño, al calor, al abrazo imposible con la razón que nos mantiene, el público.

‘Alma’ es un abrazo enorme, donde el flamenco abraza al bolero, y el bolero se deja abrazar por el flamenco, para hacerse seguiriya, soleá, caña, garrotín, bulería,… las formas, los colores y la sensualidad agarradas de manera inexorable en un giro inesperado, la cadencia hecha girón, el amor a sacos rotos, vacío sobre la voz y la guitarra y en las manos la magia y en los pies el destino. ‘Alma’ es un guiño constante, una aventura en los recuerdos de melodías que nos acompañaron siempre.

‘Alma’ es una creación de una marca singular, de una forma de entender la vida y llevarlo a compás, de componer todo alrededor de una manera de contemplar el mundo desde músicas totalmente nuevas con sonidos de siempre adaptados a los palos más tradicionales del flamenco. Baile, música, vestuario, luces, texturas… el sabor de lo auténtico en el tiempo actual. Flamencos con alma de bolero. Bailaora, directora y coreógrafa de indiscutible talento, Sara Baras es una de las representantes más prestigiosas y reconocidas de las artes escénicas a nivel internacional. Más de 4.000 representaciones con su compañía la han llevado a visitar los mejores teatros del mundo, convirtiéndola en una de las más ilustres embajadoras de la cultura española.

Exposición ‘Carmen Amaya 1963. Taranta, agosto, luto y ausencia’

40 Fotografías de Colita y Julio Ubiña / Hall Gamazo / Del 7 al 21 de noviembre 2022

Isabel Steva Hernández, más conocida como Colita, es una de las fotógrafas españolas más importantes del siglo XX. Con su cámara ha inmortalizado la Barcelona de las décadas de 1960 y 1970, el mundo del flamenco y los personajes más relevantes, tanto artistas como intelectuales, de este período de la historia de España. Ferviente defensora de la libertad y del feminismo, Colita colaboró en diversas publicaciones del momento y formó parte del famoso movimiento Gauche Divine.

En 1962 colaboró en la película de Francesc Rovira-Beleta ‘Los Tarantos’. Durante el rodaje conoció a la bailaora Carmen Amaya, conocida por el apodo de «La Capitana», con quien trabaría una profunda amistad. Gracias a Amaya, Colita se apasionó por el flamenco, hasta el punto de que la joven dejó Barcelona para trasladarse a Madrid donde tomaría las fotografías promocionales de dos grandes representantes de este arte: La Chunga y Antonio Gades. A continuación, Colita viajó a Andalucía, la cuna del flamenco, siempre a los mandos de su inseparable seiscientos. De aquel viaje surgiría el libro ‘Luces y sombras del flamenco’, una obra legendaria en la que Colita realiza un magnífico recorrido fotográfico por el universo del flamenco y de los gitanos, un mundo que la fascinaba.

 

 

 

 

Últimas Noticias

Ir arriba