Cabezón de la Sal, «oscurantismo y prisas», en el proyecto de la planta de biogás en la Tejera

El Partido Popular de Cabezón de la Sal está en contra del proyecto de la planta de biogás en la zona de la Tejera de Cabezón de la Sal, tal y como está planteado, según ha manifestado su portavoz Fernando Campuzano.

El concejal ha explicado que, con la información disponible actualmente y una vez escuchadas todas las partes, para su grupo municipal el proyecto presenta serias dudas. En primer lugar, destaca el oscurantismo y las prisas de algunas consejerías del Gobierno de Cantabria y del propio equipo de gobierno de Cabezón de la Sal, que parecen inmersos en una loca carrera por ser de los primeros en instalar en Cantabria una planta de biogás que, a la fecha, sólo plantea recelos y preocupaciones a los vecinos.

“Desarrollar proyectos de biogás es una cuestión razonable, pero debe hacerse siempre desde la planificación y nunca desde la improvisación. Muchos vecinos se oponen de forma frontal a esta actuación porque nadie ha justificado por qué el lugar elegido es el mejor de los posibles. La elección de la ubicación debiera ser consecuencia de un estudio adecuado y no fruto de que un promotor privado haya decidido que, para él, La Tejera de Cabezón de la Sal es el lugar más conveniente”, ha resaltado el portavoz popular.

En este sentido, ha remarcado que es necesario conocer el proyecto en su integridad, los informes sectoriales que le avalan y las medidas correctoras de la innumerable cantidad de impactos medioambientales que esa instalación causará, y que, a juicio del grupo municipal del PP, a la vista de la información que hoy conocen, no resultan asumibles. Y esta conclusión, según ha dicho, la da la experiencia de plantas similares que se han construido en otros lugares y que han ocasionado problemas que, a posteriori, no han tenido solución.

“El Partido Popular entiende que las energías renovables son el futuro, pero no a cualquier precio, ni de cualquier manera. Resulta vital garantizar técnicamente que el proceso productivo de estas instalaciones puede convivir con su entorno, sin reducir su calidad de vida, evitando conflictos que en otros lugares de la geografía española se han producido y se siguen produciendo”, ha dicho Campuzano.

En este sentido, ha apuntado que el proyecto presentado técnicamente no garantiza cero emisiones de olores, ni tiene definida ninguna logística fuera del recinto de la planta. “No es aceptable poner en riesgo y sacrificar la calidad de vida de los vecinos a cambio de nada, o por un beneficio sólo empresarial. Unos pocos puestos de trabajo no son suficientes para dar por buena una industria como ésta”, ha asegurado.

Además, desde el PP de Cabezón de la Sal advierten de que el proyecto de la planta de biogás, tal y como está concebido, pone en riesgo uno de los mayores atractivos naturales y turísticos de la zona, como es el parque de las Secuoyas, así como a futuro la posibilidad de ampliar el polígono industrial de las Navas, colindante con la ubicación de la planta.

“Entendemos que es necesario buscar soluciones al reciclaje de abonos y purines de nuestra ganadería, de los lodos de las depuradoras, etcétera, pero no pueden resolverse las ubicaciones de esas plantas donde más cómodo y económico resulte para el empresario promotor. El Gobierno de Cantabria tiene la obligación de planificar esas futuras instalaciones, para hacer compatible la rentabilidad de las mismas y la preservación del medioambiente, de nuestro patrimonio natural y, sobre todo, de la calidad de vida y el patrimonio de los vecinos que viven en esos entornos”, ha señalado.

“El Partido Popular de Cabezón de la Sal y de Cantabria estará siempre al lado de esos vecinos, buscando que sea la planificación seria y no las ocurrencias las que marquen el camino a seguir para la instalación de este tipo de nuevas industrias que, siendo necesarias, no pueden ejecutarse a costa de perjudicar a una población que no se lo merece. Las prisas que otros tienen no son buenas consejeras ni están justificadas. Trabajemos desde el rigor para buscar alternativas que deben alejarse de las imposiciones con las que algunos gobiernos les gusta trabajar”, ha concluido.

Últimas Noticias

Ir arriba