Movilizaciones por un nuevo convenio, en el sector de servicios de prevención ajenos

“Las concentraciones son la primera cita de un calendario de movilizaciones que irá a más». Los sindicatos UGT y CCOO han iniciado un calendario de movilizaciones para desbloquear la negociación de un nuevo convenio colectivo estatal en el sector de servicios de prevención ajenos encargado de asesorar en la prevención de riesgos laborales en los centros de trabajo, que emplea a más de 20.000 personas, 400 de ellas en Cantabria.

Ambos sindicatos han convocado inicialmente concentraciones en las sedes centrales de las cinco empresas más grandes en el sector (Grupo Preving, Aspy Prevención, Taprega, Quirón Prevención y Valora) en las ciudades de Badajoz, Madrid, A Coruña, Barcelona y Valencia para forzar a las patronales ASPREN, ASPA y ANEPA a negociar y firmar un nuevo convenio colectivo “justo y equilibrado”.

Según precisa Iván Valle, delegado de la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo (FeSMC) de UGT en la empresa Grupo Preving en Cantabria, “las concentraciones son la primera cita de un calendario de movilizaciones que irá a más y se extenderá por toda la geografía española si no se termina de desbloquear la negociación del convenio colectivo”.

El sindicalista recordó que el convenio colectivo lleva bloqueado tres años y los salarios congelados desde hace cinco, tras criticar que “ya desde hace tiempo se han deteriorado las condiciones salariales y laborales hasta extremos más que inaceptables, a lo que se une una sobrecarga de trabajo creciente y cada vez más inasumible”.

“No es casualidad que aumente cada día más el número de profesionales de este sector que lo abandonan”, agregó el delegado de UGT tras recalcar que “ya es paradójico que los profesionales encargados de asesorar en la prevención de riesgos laborales a las empresas clientes y a millones de trabajadores en nuestro país estemos en las condiciones en las que estamos”.

“En casa del herrero, cuchillo de palo”

En este sentido, Valle matizó que “las evaluaciones de riesgos psicosociales que se han realizado en las propias empresas de servicios de prevención ajenos muestran valores de exposición superiores al 90% en los factores relacionados con el ritmo de trabajo, cuando ya se considera una situación desfavorable en el momento que superan el 50%; por lo que se podría aplicar claramente lo de en casa del herrero, cuchillo de palo”.

“Los más de 20.000 trabajadores y trabajadoras de este sector son la base sobre la que descansa el sistema de la Seguridad y Salud Laboral, se les considera imprescindibles en la organización preventiva en los centros de trabajo y se demostró que fueron esenciales durante la pandemia”, subraya el representante de UGT, tras reprochar a las patronales que “no es justo que empresas que ahora registran los mayores beneficios económicos de su historia traten así a sus plantillas”.

Ir arriba