18/05/2024

nada personal, solo información

Cantabristas denuncia “otro caso de destrozo patrimonial” en la Torre Medieval de Tagle en Suances

Cantabristas ha denunciado públicamente lo que consideran “otro destrozo patrimonial” en las obras de rehabilitación de la Torre Medieval de Tagle, que están llevando a cabo el Gobierno de Cantabria y el Ayuntamiento de Suances. Desde la formación política denuncian que “se está utilizando cemento, en lugar de mortero de cal, el material que se debería utilizar en estos casos”. Tras una denuncia en redes sociales realizada desde la página Regio Cantabrorum, miembros de Cantabristas se acercaron hasta el lugar donde se estaba realizando esta obra, comprobando que “efectivamente el material utilizado no era el adecuado para una obra de estas características”.

Desde el partido consideran fundamental establecer mecanismos legales para evitar que esto siga repitiéndose en el futuro, por lo que proponen una modificación de la Ley 11/1998, de 13 de octubre, de Patrimonio Cultural de Cantabria, que recoja la necesidad de contar con un restaurador o restauradora para poder realizar este tipo de actuaciones. El problema, señalan desde Cantabristas, “no es únicamente que no se estén utilizando los materiales adecuados, sino que se realicen este tipo de actuaciones sin los conocimientos y los profesionales adecuados, que velen por la preservación de la identidad y las características del patrimonio a restaurar”.

Por eso, han instado a Ayuntamientos y al Gobierno de Cantabria a no acometer obras de este tipo “sin contar con la información y la formación necesaria para hacerlas correctamente” ya que, en su opinión, “con casos como este se está haciendo más mal que bien”. Así mismo, piden al Ayuntamiento de Suances “un cambio de actitud con respecto al patrimonio”, en relación con actuaciones realizadas por el Consistorio sobre otros bienes en años recientes, así como en relación a la situación de la cercana Torre de San Telmo, que necesita de una intervención urgente para evitar su derrumbe, tal y como se viene reclamando desde movimientos sociales mediante la campaña “Salvemos San Telmo”.

Scroll al inicio