21/05/2024

nada personal, solo información

‘Miércoles íntimo’, con ‘Torquemada’, de Ignacio García May y con Pedro Casablanc, miércoles 26, Sala Pereda, 19:30 h., teatro

La actual temporada del Palacio de Festivales de Cantabria la cerrará la semana que viene la programación de dos propuestas de teatro, una para público adulto y la otra, para niños. La primera es el último ‘Miércoles íntimo’ de esta programación, que vendrá de la mano de ‘Torquemada’, de Ignacio García May y con Pedro Casablanc, cuya representación está prevista a las 19.30 horas en la sala Pereda. Además, Hilo Producciones pondrá en escena el sábado, a partir de las 17.00 horas y en la sala Pereda, ‘Crake’ (Cuando el mundo era un niño), con Laura Orduña y Sandro Cordero.

Miércoles 26 de enero. Sala Pereda. 19:30 h | Teatro

‘Torquemada’, de Ignacio García May
Basado en la tetralogía de las novelas de Torquemada de Galdós
Dirección, Juan Carlos Pérez de la Fuente

Con Pedro Casablanc

Escenografía: Juan Carlos Pérez de la Fuente
Diseño de iluminación: José Manuel Guerra
Diseño de vestuario: Almudena Rodríguez Huertas
Composición musical: Tuti Fernández
Ayudante de dirección: Micaela Quesada
Ayudante de escenografía y cartel: Alberto Valle (Hawork Studio)
Producción y gerencia en gira: Cristian Bofill
Director técnico: Juan Luis López
Técnico de iluminación: Nizar Allibhoy
Técnico de sonido: Francisco Atiénzar
Técnico de maquinaria: Fernando Gómez
Sastrería: José Miguel Laspalas
Diseño de producción: Pérez de la Fuente Producciones

Duración: 90 min. Sin descanso

Se ha dicho que Galdós se pasó la vida entera revisando la historia de España. Me atrevería a decir que tampoco quiso ser ajeno a la historia de Europa. El autor canario era un europeísta convencido. Ya va siendo hora de situar a nuestro autor en la órbita europea. Y con el relieve internacional que se merece.

Galdós vive el lento ocaso de un mundo antiguo, tiempos convulsos a nivel político y social. El dinero, la fortuna, son los nuevos dioses finiseculares; los usureros, los cambistas, los banqueros; la nueva jerarquía eclesiástica. Y Galdós tiene la necesidad de dar vida a su Torquemada en ese momento histórico. En Europa, los Balzac, los Zola, los Tolstoi, los Dickens, los Dostoievski hablan también del dinero y sus acólitos, de los avaros, de los usureros… también de los abusos políticos y de los cambios sociales.

Estamos en pleno siglo XXI, aún bajo los efectos de la gran crisis y en el epicentro de una pandemia. No hay momento más propicio para degustar a Galdós. Los entendidos de la cosa crítica siempre han dicho que la crisis era económica, pero también de valores. Y ahí aparece con todas sus potencias Galdós y su Torquemada.

Galdós a sus cincuenta y tantos años es un hombre maduro en la escritura y en la vida. Y un maestro del diálogo y de la ironía, la argamasa de este sainete tragicómico. Y viene para advertirnos que todo negocio que pasa por la explotación de los débiles, de los más desfavorecidos, tiene un nombre feo, desagradable. El nombre es usura y quien lo ejerce USURERO. Para este mal sí hay vacuna, se llama ética o moral, y está en nuestra conciencia. Juan Carlos Pérez de la Fuente

Scroll al inicio