Detenido un joven de 26 años, vecino de Piélagos por delitos de atentado a agentes de la autoridad

Componentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Cantabria, han procedido a la detención de un hombre de 26 años y vecino del término municipal de Piélagos, como presunto autor de los delitos de atentado a agentes de la autoridad y contra la seguridad vial, por conducción manifiestamente temeraria. Los hechos ocurrieron los pasados 21 y 24 de diciembre, el primero sobre las 19.00 horas, y el segundo a las 1,45 horas de la madrugada, cuando componentes de la Guardia Civil de Tráfico tenían dispuestos controles específicos para la detección de alcohol o drogas en la conducción.

El primero de los sucesos, tuvo lugar en la carretera N-634a, en el punto kilométrico 220, momento en que un pequeño turismo se acercó al punto de verificación donde un agente le hizo señales de alto, haciendo el conductor caso omiso a las mismas y acelerando la marcha, teniendo el guardia civil que retirarse de la calzada para evitar ser arrollado.
La madrugada del 24 de diciembre, en esta ocasión en la carretera de Renedo a Zurita, a la altura del kilómetro 1,200, se volvió a dar el alto nuevamente al mismo turismo, reaccionando su conductor de igual forma, acelerando e iniciando una acción evasiva, que obligó de nuevo a otro agente a tener que retirarse apresuradamente de la calzada para evitar ser atropellado.
Por ambos casos, componentes del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Torrelavega instruyeron diligencias, comenzando una investigación para la localización y detención del conductor del citado vehículo, realizándolo el pasado 11 de enero, como presunto autor de los delitos de atentado contra agente de la autoridad y conducción temeraria.

 

Ir arriba