26/05/2024

nada personal, solo información

«Las mujeres estamos ejerciendo casi en su totalidad la responsabilidad de los cuidados»

La Asociación de Mujeres Empresarias de Cantabria, ADMEC, ha celebrado la vigésimo primera edición de su gala anual Premio Empresaria. El Hotel Santemar de Santander ha sido el lugar elegido para la celebración de esta cita que como cada año, desde hace veintiún años, visibiliza a través de la entrega de su galardón el trabajo de una mujer empresaria en nuestra región.

La presidenta de ADMEC, Eva Fernández Cobo, ha explicado que sigue siendo más que necesario mostrar a la sociedad referentes femeninos que dirigen empresas, equipos y proyectos de éxito, porque “tenemos un claro compromiso con el desarrollo económico y social, y porque tenemos la responsabilidad de generar riqueza y crear empleo”. Algo que, según ha destacado, “tras la pandemia se hace más conveniente”.

A su juicio, a pesar de que el 2021 ha permitido cierta recuperación gracias a la vacunación y al levantamiento de restricciones, no se han cerrado las heridas que la grave crisis sanitaria provocó en 2020. Así, ha explicado que el año pasado se cebó especialmente con el desempleo femenino, aumentando la brecha con respecto al masculino. Una curva ascendente que continua este año con casi 15 puntos de diferencia entre el porcentaje de ocupación masculino respecto al femenino en Cantabria.

En cuanto al trabajo autónomo femenino, Fernández Cobo ha señalado que el impacto de la pandemia dejó el pasado año 1993 mujeres cotizantes menos, mientras que los varones aumentaron en 4.046 cotizantes.

La presidenta ha apuntado que la clave del grave aumento de la brecha de género se encuentra en el poco valor que nuestra sociedad le da a los cuidados. “Las mujeres estamos ejerciendo casi en su totalidad la responsabilidad de los cuidados y esto está repercutiendo, evidentemente, en nuestro desarrollo y crecimiento profesional y personal”, ha dicho.

Según Fernández Cobo, a la falta de liquidez y competitividad, el alto nivel de endeudamiento, la falta de personal cualificado y los numerosos trámites burocráticos, hay que sumar la conciliación de la vida familiar y personal. Para ello, ha urgido a combinar políticas gubernamentales, medidas lideradas desde el sector privado como la implantación de planes de igualdad en las empresas y el trabajo conjunto, de todos los agentes implicados, para lograr una transformación social.

La presidenta ha recordado que desde ADMEC se lleva años luchando para que no se pierda el empleo femenino y concienciar sobre la necesidad de no dejar caer a la mitad de la población activa, porque no sólo influye en la desigualdad social, “sino que tiene un impacto directo en nuestra economía, en el consumo, en definitiva, en la recuperación”, ha subrayado.

Por su parte, Olga Dasgoas, Premio Empresaria 2021, ha agradecido a ADMEC la oportunidad de ensalzar y dar visibilidad a las mujeres empresarias, autónomas y profesionales, ya que ha explicado que “si la figura de la persona emprendedora hoy en día es difícil, el papel de la mujer en el entorno laboral lo es más”.

La premiada que se ocupa de la dirección de Recursos Humanos y Responsabilidad Social Corporativa del Grupo FAED- formado actualmente por 6 empresas, 150 trabajadores y 4 centros productivos- ha expresado que a lo largo de su trayectoria profesional ha liderado, junto a su hermano, su organización empresarial desde el esfuerzo y el compromiso poniendo siempre a las personas por encima de todo.

Sin embargo, ha señalado que toca vivir tiempos de incertidumbre lo que dificulta aún más el desarrollo empresarial y ha apuntado al 2022 como un año que viene “cargado de grandes retos”.

En este sentido, Dasgoas ha detallado que se espera una disminución de la rentabilidad y de los márgenes de beneficios, sobre todo por el aumento de coste de la energía o la escasez de materias primas que hace que las empresas pierdan competitividad en un mundo globalizado, además, de la falta de mano de obra especializada, la incertidumbre por la reforma laboral o las restricciones por Covid en los mercados internacionales, entre otros.

Por todo ello, ha abogado por la colaboración y el apoyo de las empresas cántabras para salir a competir en el exterior. “En un mundo tan globalizado y con tantos retos por delante, el trabajo en equipo y colaborativo es lo que marca la diferencia”, ha enfatizado.

Scroll al inicio