30/05/2024

nada personal, solo información

Picor de garganta, tos seca, fatiga, dolores y molestias, síntomas de la variante Ómicron del Covid 19

Mientras el mundo comienza a cerrarse de nuevo ante la amenaza de la variante Ómicron del coronavirus, una médico sudafricana que ha tratado a decenas de personas infectadas y que fue de las primeras en lanzar la alerta a las autoridades, asegura que los síntomas de los enfermos son leves, aunque poco habituales.

La doctora Angelique Coetzee, que además es presidenta de la Asociación Médica sudafricana, ha tratado a una treintena de enfermos con la nueva variante de la COVID-19 y por el momento asegura que ninguno tuvo que ser hospitalizado.

La principal característica común parece ser el cansancio. «Lo que les trajo a mi consulta» en Pretoria «fue una fatiga extrema«, dijo a la agencia AFP.

La mayoría eran hombres menores de 40 años. Algo menos de la mitad estaban vacunados. Además de la fatiga, sufrían dolores y molestias, tos seca o «picor de garganta«, dijo. Sólo unos pocos tenían fiebre baja y casi ninguno tuvo pérdida de olfato y gusto. «Tuvimos un caso muy interesante, una niña de unos seis años con fiebre y un pulso muy alto, y me pregunté si debía ingresarla. Pero cuando hice el seguimiento dos días después, estaba mucho mejor», dijo la doctora Coetzee a The Telegraph. La doctora Coetzee recuerda que se sabe muy poco sobre la peligrosidad de esta variante, que sin embargo la OMS ha calificado de «preocupante«.

«No digo que no vaya a haber enfermedades graves», pero «de momento, incluso los pacientes que hemos visto que no estaban vacunados tienen síntomas leves», dijo. Ni sus pacientes ni ninguno de los tratados por otros médicos sudafricanos necesitaron oxígeno, todos presentaban niveles de oxígeno estables.

«Estoy seguro de que muchas personas en Europa tienen este virus, pero no se ha detectado mucho porque la gente ha estado pendiente de los síntomas del Delta», añadió la médico. Coetzee reconoce que se desconocen los efectos de la variante ómicron en pacientes de edad avanzada.

Fuente: euronews.com

Scroll al inicio