Protección Civil alerta de deshielos y riadas en Cantabria, País Vasco, Aragón y Navarra

La Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior, de acuerdo con las predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), alerta por deshielos y lluvias en el norte peninsular. Las precipitaciones, junto con la fusión de la nieve, están ocasionando un importante aumento de los caudales en esa zona, de forma que podrían producirse riadas.

Además, existe riesgo por fuertes vientos en el este y nordeste peninsular. En zonas de Huesca, Lleida y Tarragona las rachas máximas podrán alcanzar hasta 100 km/h.

Planes y Protocolos activados

PLEGEM

Plan Estatal General de Emergencias de Protección Civil en fase de Alerta y Seguimiento Permanente.

Planes y Protocolos Autonómicos

Cantabria: Activado en Fase de Preemergencia en situación de Alerta Máxima, el Plan Especial de Protección Civil de la Comunidad Autónoma de Cantabria ante el Riesgo de Inundaciones INUNCANT.

País Vasco: Activado en fase de Emergencia situación 1 el Plan Especial de Emergencias por Inundaciones de la Comunidad Autónoma del País Vasco.

Aragón: Activado en fase de Alerta el Plan Territorial de Aragón de Protección Civil (PLATEAR) ante el riesgo de fuertes nevadas en el Sistema Ibérico de las provincias de Teruel y Zaragoza.

Navarra: Activado el nivel de Preemergencia el Plan de Emergencias por nevadas de la Comunidad Foral de Navarra.

Recomendaciones

Ante la crecida de ríos

Conviene que los ciudadanos residentes o que circulen por las áreas potencialmente afectadas adopten medidas de precaución, entre otras:

Manténgase permanentemente informado, a través de la radio y de otros medios de comunicación, de las predicciones meteorológicas y del estado de la situación.
No conduzca en áreas inundadas. Abandone el automóvil y busque un terreno más alto cuando se vea rodeado por una corriente de agua.
Procure circular, preferentemente por carreteras principales y autopistas.
Procure alejarse de vías y torrentes y no trate de atravesar a pie vados inundados o corrientes de agua.
Si tiene que evacuar su domicilio, traslade los artículos esenciales a los pisos más altos, cierre las tomas principales de electricidad y gas y siga las instrucciones de las autoridades.

Ante lluvias intensas

Si va conduciendo, disminuya la velocidad, extreme las precauciones y no se detenga en zonas donde pueda discurrir gran cantidad de agua.
Si tiene que viajar, procure circular preferentemente por carreteras principales y autopistas.
En caso de tormentas súbitas y lluvias intensas, se debe tener en cuenta el lugar donde se aparcan los vehículos. El rápido ascenso del nivel de las aguas puede dañar los vehículos aparcados sobre zonas inundables y, además, arrastrarlos, provocando daños a bienes ajenos e incluso obstaculizar el flujo natural de la corriente.
Si comienza a llover de manera torrencial, piense que existe riesgo de inundación.
No atraviese con su vehículo ni a pie, los tramos inundados, porque desconoce lo que puede haber debajo del agua y localice los puntos más altos de la zona. No intente salvar su automóvil en medio de una inundación.
Si se encuentra en el campo, hay que alejarse de los ríos, torrentes y zonas bajas de laderas y colinas, evitando atravesar vados inundados. Igualmente, debe dirigirse a los puntos más altos de la zona.
No obstante, el difícil pronóstico de los fenómenos tormentosos aconseja mantenerse informado en todo momento de la posible evolución de los cambios meteorológicos.

Ante fuertes vientos

Conviene asegurar puertas, ventanas y todos aquellos objetos que puedan caer a la vía pública y alejarse de cornisas, árboles, muros o edificaciones en construcción o grúas que puedan desprenderse. También, conviene abstenerse de subir a los andamios sin las adecuadas medidas de protección.
Si va conduciendo, extreme las precauciones, especialmente en la salida de túneles, adelantamientos y cruce con vehículos pesados en carreteras de doble sentido. Preste atención ante la posible presencia de obstáculos en la carretera.

Ante vientos costeros

Si se encuentra en zonas marítimas, procure alejarse de la playa y de otros lugares bajos que puedan ser afectados por las elevadas mareas y oleajes que suelen generarse ante la intensidad de vientos fuertes.
Se recomienda evitar estacionar los vehículos en zonas que puedan verse afectadas por el oleaje.
En estas situaciones, el mar adquiere condiciones extraordinarias y puede arrastrarle si se encuentra en las proximidades del mar.
No ponga en riesgo su vida ante las imágenes espectaculares del fuerte oleaje.

Ir arriba