26/05/2024

nada personal, solo información

En Defensa del Tren Santander-Bilbao, Valle de Villaverde, hoy sábado, 17.00 h.

La línea de ferrocarril Santander-Bilbao, desde su inauguración hace 125 años, ha sido y es, en muchos casos, la única opción de transporte público en los pueblos de su entorno, tanto de Enkarterri como del interior de Cantabria. Para este sábado día 20 de noviembre está prevista una concentración solicitando un tren entre Santander y Bilbao. Este es el comunicado hecho público en la redes sociales:

📣 RECUERDA
Mañana, sábado 20 de noviembre, presentaremos las plataformas y mesa informativa para ayudar a gestionar reclamaciones frente a Renfe.
En el frontón de Villaverde #Cantabria a las 17:00 h
#TrenaBeharDut #NecesitoElTren #FerrocarrilPublicoySocial #EUYearOfRail
Estas son las principales peticiones de la Plataforma en Defensa del Tren Santander-Bilbao:

«Por ello, exigimos a los ayuntamientos del entorno de la línea, a los departamentos responsables de transportes del Gobierno de Cantabria, del Gobierno Vasco y de la Diputación Foral de Bizkaia, al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, a las instituciones de la Unión Europea y sobre todo, al Ministerio de Transportes Movilidad y Agenda Urbana, responsable de ADIF y RENFE, un plan integral y específico de transporte, con medidas urgentes y eficaces en favor de un transporte público, social y de calidad, a fin de que esta línea de ferrocarril sea el eje vertebrador del transporte en las comarcas por las que transcurre, y que otros medios de transporte no sean competencia ni alternativa, sino que se coordinen y la alimenten.

En dicho plan exigimos que figuren los siguientes objetivos:

Recuperación de los menores tiempos históricos de viaje (2002):

* Karrantza-Bilbao: 58 minutos (con 10 paradas intermedias).

* Karrantza-Santander: 81 minutos (con 13 paradas intermedias).

Puntualidad, con desviaciones nunca superiores a los 5 minutos en destino.

Desaparición inmediata de transbordos a autobuses o taxis, salvo en el caso de extraordinaria necesidad.

Información en tiempo real al viajero, en todas las paradas, sobre incidencias.

Aumento del número de frecuencias y ajuste de horarios a las necesidades de la población.

Coordinación con otros transportes, con tarifa única, cuando haya que realizar transbordos entre origen y destino.

Scroll al inicio