“Las mujeres siguen llevándose las migajas de la contratación”, con 3.700 mujeres más paradas en Cantabria

Comisiones Obreras de Cantabria (CCOO) ha señalado hoy que la Encuesta de Población Activa (EPA) del Tercer Trimestre de 2021, publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), muestran que Cantabria sigue inmersa en un mercado laboral débil e incapaz de sobreponerse a los efectos de la pandemia de COVID-19, como demuestran los datos que sitúan a Cantabria como la comunidad que ha liderado la subida del paro en este periodo -un 6,7%- a pesar de que, en la media del país, el desempleo ha descendido.

El sindicato ha lamentado que las mujeres, de nuevo, son las más afectadas y hay 3.700 mujeres más paradas respecto al Primer Trimestre de 2021, y 4.100 paradas más respecto al mismo trimestre de 2020. Tal y como muestran los datos de la EPA, representan el 15,16% de la tasa de paro de Cantabria, frente al 9,8% que representan los hombres; en consonancia con este dato, ellas también son las que ocupan una menor tasa de actividad, un 51,8%, frente al 59,3% que representan los cántabros.

“Las mujeres siguen llevándose la peor parte y las migajas de la contratación”, ha aseverado Lombilla, que ha insistido en que “no es de recibo que nosotras ocupemos los trabajos más precarios, temporales y estacionales, la situación del mercado de trabajo debe mejorar para todas las personas trabajadoras, pero especialmente para nosotras que siempre ocupamos las peores posiciones”.

Lombilla ha insistido en “la urgencia de mejorar la calidad del empleo para dejar de sufrir la temporalidad e inestabilidad que se ha instalado en nuestro mercado de trabajo”. Desde CCOO, es una constante la reivindicación de la necesidad de un cambio del modelo del productivo y la secretaria de Empleo ha reclamado, de nuevo, “la urgencia de abordar la negociación de un Plan de Empleo para Cantabria que asegure un proceso de cambio en el mercado laboral de la comunidad para dejar atrás la precariedad que sufrimos”.

Además, Lombilla ha advertido “del peligro de relajarse ante el COVID-19, porque ya hemos visto cómo los rebrotes ponen al límite la situación del empleo”. En este sentido, la secretaria de Empleo de CCOO de Cantabria ha incidido en la necesidad de seguir abordando medidas como los ERTE,  frente al despido como forma de ajuste.

Para acometer este proceso de recuperación, como ha asegurado Lombilla, “son fundamentales los Fondos Europeos y que se garantice que estos fondos de reconstrucción y las inversiones que conllevan activen el empleo contribuyendo a su mantenimiento y lleguen a los trabajadores y trabajadoras de Cantabria”.

En este sentido, urge derogar la reforma laboral para afrontar los problemas del mercado laboral: “la reforma solo ha traído precariedad, hay que acabar con la temporalidad, cambiar los patrones para estabilizar la contratación, equilibrar la negociación colectiva y tenemos que hacer que el despido sea el último recurso que tengan las empresas”, ha concluido Lombilla.

Artículo anteriorLaredo reafirma su compromiso en la lucha contra la pandemia
Artículo siguienteCamargo celebra `Abierto en las Huertas´