120 plazas de aparcamiento cerrado para bicicletas

El Ayuntamiento de Santander iniciará esta semana la instalación de los siete nuevos aparcamientos cerrados para bicicletas que estarán operativos en pocos días, tal y como ha anunciado el concejal de Movilidad Sostenible, César Díaz, quien ha recordado que su uso será gratuito y ha conllevado una inversión municipal de casi 184.000 euros.

Enmarcados en las medidas para el impulso de la movilidad ciclista y sostenible, serán instalaciones modulares, fabricadas en aluminio y policarbonato, videovigiladas y preparadas para su uso automático mediante dispositivo móvil. El responsable municipal ha explicado que ya han comenzado los trabajos previos necesarios para la colocación de estas instalaciones, especialmente los relacionados con la acometida eléctrica necesaria para garantizar su funcionamiento.

Según ha avanzado, la Junta de Gobierno Local dará el visto bueno en su reunión de este martes a las condiciones de uso de estas 120 plazas de aparcamiento para bicicletas, con el objetivo principal de facilitar su acceso y garantizar la rotación y el correcto funcionamiento de las mismas.

El concejal también ha dado a conocer las ubicaciones exactas de cada uno de ellos. El de mayor número de plazas, con un total de 40, se destinará al área de la Plaza de las Estaciones y se instalará frente a la estación de FEVE, con el objetivo de favorecer la intermodalidad. Los dos aparcamientos de 20 plazas se ubicarán igualmente en dos zonas de gran tránsito como son el Intercambiador del Sardinero del TUS, junto al aparcamiento disuasorio del campo del Racing; y en Valdecilla Sur, al lado de la entrada al edificio de consultas externas.

Por su parte, los cuatro aparcamientos restantes, -cada uno de ellos de 10 plazas-, se colocarán en la plaza del Ayuntamiento (junto al jardín existente a la izquierda de la entrada principal), en la plaza de Puertochico, en General Dávila 132-134 (junto al campo del Regimiento) y en la Alameda (al final de la zona peatonal, frente a la plaza de Numancia).

Respecto a las medidas y características, el de 40 plazas tendrá unas dimensiones de 6,90 x 5,90 metros, en forma de bóveda y con una altura máxima en el arco de 2,40 metros; el de 20 plazas, cuenta con una longitud de 7,85 metros y el de 10, de 4,15 metros.

Los siete módulos están compuestos por la base o bastidor, los tubos encargados de sujetar y candar las bicicletas y las varillas para posicionar las ruedas, y equipados con puerta de chapa de aluminio corredera para una óptima accesibilidad.

Las puertas darán acceso a los usuarios para que aparquen o recojan sus bicicletas mediante la app móvil ‘PVerde’ o un teclado ubicado en la entrada, y estarán dotadas de sistema anti-atrapamiento y células de seguridad.

Como ha recordado el edil, será la empresa ‘Intelligent Parking’ la responsable del suministro, instalación y puesta en servicio de estos nuevos aparcabicis, así como de su conservación y mantenimiento durante un periodo de 2 años.

‘Inteligent Parking’ aporta además el software de gestión y acceso a los servicios necesarios para el funcionamiento de la nueva red de aparcabicis, -la app gratuita, disponible para iPhone y Android-, y el software de gestión para el conjunto de instalaciones.

Funcionamiento y condiciones de uso

Como ha detallado, la Junta de Gobierno aprobará este martes las condiciones de uso de estos aparcamientos, para garantizar el depósito seguro de bicicletas en las proximidades de lugares que concentren desplazamientos de personas, mejorando la accesibilidad a dichos entornos e incentivando la movilidad ciclista.

Podrán acceder todas las personas con una edad igual o superior a los 16 años que se hayan dado de alta mediante la aplicación móvil “Pverde” o en la página web https://secure.parkingverde.com/index.php, y podrán hacer uso de las plazas y de los puntos de recarga eléctrica existentes en los interiores de estas instalaciones, durante las 24 horas del día, todos los días del año y en cualquiera de los aparcamientos.

En el momento en el que se produzca el alta, los ciudadanos se encontrarán identificados mediante un código numérico, un número de teléfono móvil (si lo hubiera aportado) y un número de tarjeta bancaria.

Existirán tres maneras de acceder a los aparcamientos: identificándose en la entrada aportando el código numérico que tendrá cada usuario; desde la app indicando el aparcamiento concreto y activando la opción ‘Apertura’; o llamando al teléfono que se indique en el exterior de cada aparcamiento.

En el momento en el que la persona usuaria acceda al aparcamiento comenzará a contabilizarse el tiempo de aparcamiento y será obligatorio el amarre de la bicicleta con el candado de cada usuario.

El periodo máximo de tiempo de estacionamiento estará limitado a 7 días. A partir de ese momento, el sistema enviará un aviso al usuario para que proceda a retirar la bicicleta del aparcamiento, disponiendo de un plazo máximo de 24 horas. En caso contrario, se trasladará aviso a los servicios municipales para retirar la bicicleta.

Para recargar bicicletas eléctricas, las plazas habilitadas estarán identificadas y el usuario deberá activar en la app la función ‘recarga eléctrica’. El cable deberá ser aportado por cada usuario y el punto de conexión se encontrará activado durante 1 hora.

Las plazas únicamente deberán usarse para el estacionamiento de bicicletas de las personas usuarias, no estando permitido depositar ningún otro objeto ni desarrollar ningún tipo de actividad comercial en ellas.

No se permitirá que la bici lleve elementos voluminosos que impidan el correcto funcionamiento de la estación y los usuarios únicamente estarán el tiempo imprescindible para realizar las operaciones de aparcamiento, retirada, amarre y/o recarga eléctrica.

Si un usuario detectara cualquier problema o deficiencia, deberá comunicarlo al sistema.

Los aparcamientos cuentan con un sistema de suministro eléctrico independiente (SAI) que permite su funcionamiento en caso de caída del suministro y del mismo modo, los accesos podrán ser activados de manera remota, para solucionar inmediatamente posibles problemas. Además, existirá un número de teléfono operativo 24 horas para incidencias.

La red dispondrá de su propia póliza de seguros para cubrir los daños producidos en las bicicletas y en las personas causados por los diferentes elementos del parking, siempre que el uso de dichos elementos se realice según las presentes normas.

Artículo anteriorCantabria, sede cantábrica del World Padel Tour en 2022 y 2023
Artículo siguientePasarela peatonal provisional sobre el río Pisueña