23/07/2024

nada personal, solo información

Cazado por el Grupo de Intervención de la Gendarmería Nacional francesa, el preso fugado de Santander

SE LE ESCAPÓ EL 15 DE JUNIO A LA GUARDIA CIVIL DE LA COMANDANCIA DE CAMPOGIRO

Sobre las 17.30 horas del sábado 15 de junio a la entrada del servicio de Urgencias del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, en Santander, se fugó, se escapó un preso. Escasamente 15 días después, este preso natural de Torrelavega ha pasado de fugarse con un gas pimienta a dos guardias civiles, a ser localizado y posteriormente hecho prisionero por uno de los cuerpos policiales más formados de Europa. El Grupo de Intervención de la Gendarmería Nacional francesa (GIGN), según los datos a los que ha tenido acceso Cantabria Directa, ha detenido en Francia al preso fugado en Santander el 15 de junio. Este cuerpo se creó en los años 70 para dotar a la gendarmería gala de los medios más modernos para afrontar situaciones críticas.

Según fuentes cercanas a la Delegación del Gobierno en Cantabria, el coronel jefe de la Guardia Civil en Santander, Antonio Orantos, quien se personó en la Delegación del Gobierno en Cantabria la mañana de este lunes 1 de julio, habría informado a la delegada del Gobierno en Cantabria, Eugenia Gómez de Diego, de la detención del preso que se fugó a la entrada del servicio de Emergencias de Valdecilla la tarde del sábado 15 de junio.

TRASLADO AL MÁS PURO ‘ESTILO TORRENTE’

Al más puro estilo ‘Torrente’ la Guardia Civil de Cantabria no tuvo las precauciones suficientes con un preso, que sin delitos de sangre, conoce a la perfección cómo y cuándo es el mejor momento para tratar de huir de El Dueso. El coronel Orantos, una vez que el preso se fuga, solo en ese momento, percibe junto a su equipo, reducido y cercano, que con cuatro agentes la fuga no se habría producido o por lo menos hubiera sido más difícil que la operación con gas pimienta preparada por familiares o allegados del preso, fuese exitosa.

En cambio, sí se enviaron casi 300 efectivos en la apertura del Año Jubilar Lebaniego. De la misma forma que el mismo coronel ordenó la vigilancia del alumbrado del árbol de Navidad de Cartes entre el 5 de diciembre  y 1 de enero, 28 días y turnos completos, entre 7 y 12 agentes, a pie de árbol. Pero en el traslado de un preso cuyos antecedentes de fuga abren su expediente, fueron dos agentes.

La Delegación del Gobierno en Cantabria junto a la Guardia Civil y al equipo de extranjería que ya trabaja en la resolución del traslado, darán a conocer cómo se ha realizado un operativo pseudomilitar que ha terminado con éxito. El coronel Antonio Orantos, máximo responsable de la Comandancia de la Guardia Civil en Cantabria, explicará en breve el capítulo ya cerrado del preso fugado.

Imagen de archivo del Grupo de Intervención de la Gendarmería Nacional de Francia. 

Scroll al inicio