14/07/2024

nada personal, solo información

Santander, Torrelavega, Suances, Santoña, Camargo y San Mamés de Meruelo, con denuncias por emitir fútbol en los bares

Estos establecimientos estaban emitiendo de forma absolutamente fraudulenta sirviéndose de equipos o aplicaciones informáticas alteradas

La Policía Nacional ha inspeccionado 21 establecimientos de hostelería en varias localidades de la Comunidad Autónoma de Cantabria e investigado a los 21 responsables de estos establecimientos, por un delito contra la propiedad intelectual y contra los servicios de radiodifusión televisiva de carácter condicional (contra la piratería de transmisiones deportivas).   En la operación policial, llevada a cabo por la Brigada Provincial de Policía Judicial de Santander, ha colaborado la Brigada Local de Policía Judicial de Torrelavega y la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de la Jefatura Superior de Policía de Cantabria.

Denuncia en dependencias policiales

En la mañana del 5 de diciembre, se persona en dependencias policiales el representante de una Asociación deportiva de carácter privado para denunciar que 21 establecimientos de hostelería, que se encuentran localizados en las localidades de Santander, Torrelavega, Suances, Santoña, Camargo y San Mamés de Meruelo, estarían emitiendo partidos de fútbol de manera ilegal, siendo la mayoría de los cuales reincidentes, ya que habían sido detectados emitiendo de forma ilegal en temporadas anteriores.   Previamente a la interposición de la mencionada denuncia, la asociación deportiva ya había realizado sus propias inspecciones constatando los ilícitos penales denunciados, tratando de llegar a algún tipo de acto de conciliación siendo el resultado negativo.

Además, debido a las emisiones ilegales de los 21 establecimientos de hostelería, el perjuicio económico de asociación deportiva ascendía a un total de veinte mil ciento noventa y cuatro euros (20.194 €).

Inicio de la Investigación Policial “Operación “Var”

Los agentes expertos en esta modalidad delictiva de la Brigada Provincial de Policía Judicial de esta Jefatura Superior de Cantabria, realizaron diversas comprobaciones de los hechos en días aleatorios, siempre en días y horarios donde se estuvieran disputando partidos de fútbol profesional para poder constatar el hecho delictivo en los 21 establecimientos de hostelería.

Cabe reseñar, que estos establecimientos estaban emitiendo de forma absolutamente fraudulenta sirviéndose de equipos o aplicaciones informáticas alteradas para permitir el visionado y emisión no autorizada de canales de acceso condicional, siendo un reclamo para la obtención de más clientela y, por ende, un mayor volumen de ingresos. En segundo lugar, al evitar abonar los importes que los operadores con licencia cobran a los establecimientos públicos por poder emitir y explotar los partidos, obtenían también un enriquecimiento patrimonial.

Por otra parte, con su conducta se afecta al tráfico mercantil y a buena parte del sector hostelero, por lo menos a todos aquellos establecimientos públicos que emiten de forma legal los partidos, que reciben una desleal, ilegítima y delictual competencia, que influye de forma directa en los beneficios que obtienen de la explotación de sus negocios.

Inspecciones de establecimientos de hostelería

Ante el resultado de la investigación el día 12 de marzo los agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial, tras gestiones de investigación practicadas proceden a realizar las inspecciones de los diversos establecimientos de hostelería en Santander, Torrelavega, Suances, Santoña, Camargo y San Mamés de Meruelo, durante varias semanas, hasta completar el total de los establecimientos denunciados; llegando a retirar decodificadores con los que se transmitía de forma ilegal.   Los responsables de los 21 establecimientos fueron oídos en declaración en dependencias policiales, imputándoles un presunto delito contra la propiedad intelectual y contra los servicios de radiodifusión televisiva de carácter condicional, dando cuenta de todo lo actuado a la autoridad judicial.

Hay que señalar, que la asociación deportiva tiene la condición de comercializadora, emisora y productora de las grabaciones audiovisuales de las competiciones oficiales de fútbol profesional; además, tiene las medidas de seguridad para identificar las emisiones autorizadas de los partidos de sus competiciones en espacios públicos, desarrollar la actividad de la detección de establecimientos públicos que emiten de forma no autorizada y realizar por parte de sus empleados inspección esporádicas.

Por último, exponer que los perjuicios económicos ocasionados por estos 21 establecimientos, ascienden a un total de veinte mil ciento noventa y cuatro euros (20.194 €), siendo que, si extrapolamos esta cantidad hasta el final de la presente temporada deportiva 2023/2024, conllevaría unos perjuicios totales de sesenta y tres mil ciento cincuenta y seis euros (63.156€).

Scroll al inicio