16/06/2024

nada personal, solo información

La sucesión de Revilla: «Estaré ahí siempre, vigilante, tutelando, dispuesto a dar mi opinión, mis consejos»

El relevo en la Secretaría General del Partido Regionalista de Cantabria será  «cuando toque», ha manifestado Miguel Ángel Revilla en la Asamblea de Dirigentes

El secretario general del PRC, Miguel Ángel Revilla, ha pedido hoy a los regionalistas «confianza» y «unidad» para afrontar su relevo en la Secretaría General «cuando toque», de acuerdo con el plan él ya tiene pensado para «hacer las cosas debidamente» e impulsar «un consenso» que permita celebrar «un Congreso ejemplar», en el que «quien salga elegido tenga el respaldo de todos». «Ésa va a ser mi principal tarea, conseguir que haya unanimidad en torno a la persona que decidamos entre todos que está en condiciones de llevar adelante la tarea de hacer de este partido lo que ha sido desde su fundación, fundamental en la vida política de Cantabria, volver a ganar las elecciones y si no se gana, gobernar y tener poder en esta tierra, para influirla».   Así lo ha manifestado durante su intervención este sábado en la Asamblea de Dirigentes celebrada en el paraninfo de la UIMP bajo el lema ‘Tiempos Nuevos’, con la participación de alrededor de 200 cargos públicos y orgánicos, que han aprobado las 14 ponencias sometidas a debate por parte de diferentes comités locales y comarcales y cuyos contenidos guiarán la política del partido a corto plazo.

Revilla ha asegurado que la puesta en marcha de esas medidas será «el cometido fundamental» de la organización «ahora y a corto plazo», entre ellas algunos cambios internos que obligan a «ponerse las pilas» para fortalecer la organización y la comunicación interna.

A su juicio, el debate celebrado hoy pone de manifiesto que la sucesión, «que tanto morbo genera, es un tema secundario, aun siendo importante», ya que lo fundamental para la organización en este momento es «hacer estructura y partido», para que cuando llegue el momento del relevo «esté más fuerte».   El líder regionalista ha trasmitido un mensaje de «optimismo» de cara al futuro, porque el PRC «tiene todos los mimbres para seguir siendo el mejor partido de Cantabria» y ha puesto en valor su fortaleza como segunda formación política tanto a nivel regional como municipal, a pesar del mal resultado de las elecciones de 2023, que atribuye al escándalo de corrupción protagonizado por un funcionario y destapado «en el momento preciso» para «acabar con un partido tocándole en la médula de su esencia: la honradez». Sin embargo, «nadie lo ha manchado, ni lo va a manchar, porque en este partido no se ha robado nunca».

De hecho, ha recalcado que el Partido Regionalista es «el único que no ha tenido un cargo público condenado en toda su historia», porque siempre ha hecho de la honradez «una bandera», a partir de la cual ha logrado hacer de su ideario «una realidad» hasta convertirse en «un partido de Cantabria y no sólo de las grandes urbes, también de los lugares pequeños».    Revilla ha subrayado que la Comunidad Autónoma «necesita» un partido como el PRC para defender los intereses autonómicos y mantener los logros alcanzados a lo largo de su trayectoria, por lo que ha pedido «unidad» para continuar trabajando en la misma línea.

«Tiempos de partido»

Ante su próximo relevo al frente de una formación que siempre ha girado en torno a su persona, ha señalado la necesidad de fortalecer la organización y hacer «más partido que nunca, porque quien tiene que tirar del carro es el partido y quien esté al frente tiene que tener el respaldo de toda la organización». «Son tiempos de partido, de hacer estructura, de tener partido en todos los sitios y basar nuestra política en la fuerza que tenemos en los municipios, que tenemos los mejores alcaldes de Cantabria, que tenemos 35 con una fuerza importantísima y tenemos presencia en cualquier rincón; eso es lo que hay que conservar, la fuerza del municipalismo», ha enfatizado.

Además, ha anunciado que el relevo no supondrá su desaparición de la esfera regionalista, sino que -ha dicho- «estaré ahí siempre, vigilante, tutelando, dispuesto a dar mi opinión, mis consejos».    Revilla se ha referido también a la situación política nacional y ha opinado que la actual legislatura «no va a aguantar ni un año», sobre todo si Salvador Illa logra la presidencia catalana para el PSOE, porque «Puigdemont en Madrid no va a aprobar el presupuesto».

En ese escenario, considera que el PRC deberá concurrir a las elecciones generales y reivindicar su «hoja de servicios», ponderando los logros que supuso para Cantabria su presencia en las Cortes Generales durante la pasada legislatura, cuando se saldaron deudas históricas como la de Valdecilla o el IVA , se consiguió financiación del Estado para las obras del MUPAC y La Pasiega y se pusieron en marcha las obras del AVE. Ese tren, ha concluido, «lo hemos traído nosotros a Cantabria. Lentamente, sí, pero lo hemos traído».

Ponencias

La Asamblea de Dirigentes celebrada hoy por el PRC ha aprobado las 14 ponencias sometidas a debate, prácticamente todas por unanimidad o a lo sumo con 1 ó 2 abstenciones y únicamente dos votos en contra en el caso de la presentada por comités locales para crear nuevos cauces de comunicación interna y cambios en la estructura.

Los acuerdos alcanzados se traducirán en la creación de una comisión mixta de trabajo con los municipios de Camargo, El Astillero, Bezana, Villaescusa y Piélagos, abierta también a Marina de Cudeyo, Medio Cudeyo y Ribamontán al Mar, con el fin de abordar el desarrollo del Área Metropolitana de Santander y promover su creación por ley, junto al Estatuto de Capitalidad de Santander.

Además y en torno a Santander, el PRC impulsará el regionalismo urbano para solucionar los problemas de la capital e impulsará medidas para hacer de la capital de Cantabria «el motor económico» de la Comunidad Autónoma, como una ley de apoyo a empresas, autónomos y emprendedores que fomente la competitividad empresarial, el ecosistema empresarial cántabro y la agilización administrativa y prevea incentivos fiscales, formación especializada y colaboración público-privada, además de mecanismos para atraer inversión exterior y promover la creación de empresas emergentes y fomentar y atraer el talento, poniendo a la empresa en el centro de las políticas económicas públicas.   El Comité Comarcal del Besaya ha impulsado una propuesta centrada en el desarrollo industrial, que persigue la tramitación urgente de todos los planes singulares de interés regional en marcha y defiende un plan industrial específico, la creación de líneas de ayuda para mejorar los accesos a los espacios industriales y un plan integral de desarrollo de la industria cultural y turística.

En el ámbito industrial se enmarca también la iniciativa aprobada a instancias del Comité Local de Piélagos, en defensa del proyecto de La Pasiega como un área estratégica para el puerto de Santander y decisiva para el futuro de este municipio y del conjunto de Cantabria, que apuesta por la unidad de los partidos políticos en torno a esta actuación, en la que «debe prevalecer el bien general antes que los intereses partidistas que puedan ponerla en peligro».

El PRC ha dado el visto bueno igualmente a dos iniciativas en el ámbito de la sanidad, una enfocada a la defensa de la Atención Primaria, la potenciación del Hospital de Reinosa y la creación de una Universidad de Ciencias de la Salud, mientras que la segunda plantea soluciones para la asistencia a la comarca de Liébana centradas sobre todo en el transporte sanitario, con la dotación de un vehículo que permita el traslado colectivo de pacientes por indicación facultativa y la extensión del servicio que presta el helicóptero del Gobierno más allá de los traslados sanitarios urgentes y programados.    La mejora de las conexiones y la vertebración del territorio del Nansa es otro de los retos asumidos por los dirigentes del PRC, junto a la solución de los problemas de la comarca Pas-Pisueña en materias como el transporte, la sanidad, la atención a la tercera edad o la juventud.

Más autonomía

También ha sido aprobada la propuesta para impulsar una reforma del Estatuto de Autonomía que permita para superar la «quiebra» con otras Comunidades, mediante la eliminación de la disolución condicionada del Parlamento, la incorporación del decreto-ley como instrumento legislativo de urgencia del Gobierno, la modernización del Parlamento para dotarlo de «mayor agilidad, proximidad, transparencia y medios para el control político«, la concreción de figuras de autogobierno como el Tribunal de Cuentas Autonómico o el reconocimiento estatutario de las áreas metropolitanas, además de la asunción de nuevas competencias.

Finalmente, se ha acordado potenciar los órganos locales y comarcales y realizar un estudio para fortalecer la estructura del partido para propiciar una mayor participación en la toma de decisiones, además de mejorar los cauces de comunicación interna y favorecer el trabajo conjunto y la participación de Juventudes Regionalistas, en aras a que el proyecto del PRC vuelva a ser «la primera opción para los jóvenes de Cantabria».

Scroll al inicio