30/05/2024

nada personal, solo información

La presidenta de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, ha jurado la bandera de España

Junto a Buruaga, unos 300 civiles han realizado su juramento o promesa ante la enseña nacional en la Avenida Manuel García Lago de Santander

La presidenta de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, ha jurado hoy la bandera de España con motivo del ejercicio anual de la Guardia Real, que por primera vez se ha celebrado en la comunidad autónoma con el objetivo de dar a conocer a la ciudadanía cántabra la labor de esta unidad militar. Junto a Buruaga, alrededor de 300 civiles han realizado su juramento o promesa ante la enseña nacional en la Avenida Manuel García Lago de Santander, entre los que se encontraban también los consejeros de Presidencia, Isabel Urrutia; de Inclusión Social, Begoña Gómez del Río; de Desarrollo Rural, Pablo Palencia; de Salud, César Pascual, y de Fomento, Roberto Media, además de la presidenta del Parlamento, María José González Revuelta; la alcaldesa de Santander, Gema Igual y la delegada del Gobierno, Eugenia Gómez de Diego, junto otros representantes institucionales de Cantabria.

El acto, que ha reunido a un gran número de ciudadanos que se han acercado al entorno del parque de Mesones, ha estado presidido por jefe del Cuarto Militar de la Casa de su Majestad el Rey, Emilio Gracia Cirugeda, y durante el mismo, el Coronel Jefe de la Guardia Real, Pablo Matero y Álvarez de Toledo, ha dirigido unas palabras a las instituciones y ciudadanos presentes, a los que ha agradecido la acogida de la comunidad autónoma durante la estancia de esta unidad militar en Cantabria. Tras la jura, ha tenido lugar el desfile militar que ha puesto fin a la primera visita oficial de este cuerpo a Cantabria, en el que han participado más de 600 efectivos, varios vehículos y ejemplares de las unidades canina y de caballería. El ejercicio anual de la Guardia Real en Cantabria comenzó el pasado martes, día 7, y ha incluido numerosas actividades en cerca de treinta localidades de la región.

El origen de esta institución se remonta al siglo XI y su misión consiste en proporcionar guardia militar, rendir honores y escoltar de forma solemne al Rey y a la Familia Real, así como a los jefes de estado extranjeros, cuando se requiera esta función. Actualmente, cuenta con más de 1.500 miembros, entre tropa y mando, que provienen de los tres ejércitos y a los que se suman como activos 170 caballos y 50 perros.

Scroll al inicio