21/05/2024

nada personal, solo información

El Gobierno de Cantabria protege el patrimonio cultural y reduce el número de visitas en tres cuevas

Hay incremento de temperatura, de humedad relativa y concentración de gases, como el CO2 y el radón, en El Castillo, Las Monedas y Covalanas

El Gobierno de Cantabria reducirá de forma progresiva, por motivos de conservación, el número de entradas y de visitantes a las cuevas de El Castillo y Las Monedas (Puente Viesgo) y de Covalanas (Ramales de la Victoria), declaradas Patrimonio de la Humanidad en 2008. Así lo ha anunciado hoy la consejera de Cultura, Eva Guillermina Fernández, que ha comparecido en rueda de prensa, junto al director de Cuevas Prehistóricas de Cantabria, Roberto Ontañón, para dar a conocer el nuevo régimen de visitas que se aplica ya en estas tres cavidades.

Fernández ha explicado que la decisión se basa en estudios “meticulosos” realizados por expertos de la Universidad de Almería y del Centro Superior de Investigaciones Científicas, a través del Museo Nacional de Ciencias Naturales y del Instituto Geológico Minero de España. En concreto, según ha destacado la consejera, estos estudios se han realizado desde 2020 y durante tres años para observar y analizar cómo las visitas afectan al microclima de estas tres cavidades prehistóricas. Eva Guillermina Fernández ha afirmado que los resultados de esta monitorización recomiendan “ir tomando decisiones cuanto antes” para garantizar el microclima y las condiciones ambientales de las cuevas y, en consecuencia, “la conservación de las pinturas, que es nuestro objetivo prioritario”.

En este sentido, ha resaltado que el incremento de la temperatura, la humedad relativa y la concentración de gases, como el CO2 y el radón, en El Castillo, Las Monedas y Covalanas son indicativos “claros” de que hay que ajustar la manera de interactuar con estas cuevas. La consejera ha asegurado que, aunque “no estamos ante una situación de emergencia inmediata, sí hay señales que no podemos ignorar”, como la aparición de biofilms en el ‘panel de las superposiciones’ de la cueva de El Castillo. Es por lo que el Gobierno de Cantabria, atendiendo a estudios científicos, a las recomendaciones de los expertos y al criterio de los técnicos, según ha remarcado Fernández, ha decidido introducir un nuevo régimen de visitas diseñado para minimizar el impacto humano.

Roberto Ontañón: «Hay un aumento de la temperatura en su interior»

Por su parte, Roberto Ontañón ha explicado que el régimen de transición permitirá llevar a cabo una adaptación progresiva en la gestión turística de estas cavidades hasta adecuarlas plenamente a los parámetros de sostenibilidad ambiental. Asimismo, ha destacado que en estas tres cuevas, “las expuestas a una mayor presión de visitantes”, se ha detectado, entre otras variables, un aumento de la temperatura en su interior que se corresponde también con la situación de calentamiento global que vive el planeta. Para el director de Cuevas Prehistóricas de Cantabria, este nuevo régimen de acceso a El Castillo, Las Monedas y Covalanas va a suponer incrementar la calidad de la visita, dando lugar a una experiencia más enriquecedora para el visitante.

Nuevo régimen de visitas

El nuevo régimen de visitas mantiene la apertura de las tres cavidades de martes a domingo y reduce el número de accesos a las cuevas y el de visitantes en cada uno de ellos a través de dos fases: una transitoria y una permanente. En concreto, el nuevo sistema establece un periodo o régimen de transición que se extenderá hasta el 15 de septiembre, cuando finaliza la ‘temporada alta’. De esta manera, hasta mediados del mes de septiembre, El Castillo tendrá como máximo a la semana 780 visitantes (venía de 1.236 actuales), a través de 10 pases al día con un máximo de 13 personas por visita.
Y con el régimen definitivo, ya a partir del 16 de septiembre, podrá ser visitada por un máximo de 384 personas por semana, con 8 pases y 7 visitantes (más el guía) como máximo por cada uno de ellos.
Respecto a la cueva de Las Monedas, que viene de recibir de martes a domingo a un máximo de 1.236 turistas, un total de 624 personas podrán visitarla semanalmente por medio de 8 entradas diarias con un máximo de 13 personas en cada una de ellas. A partir de mediados de septiembre, el límite pasará a ser de 240 visitantes a la semana y de 5 pases al día con un máximo de 7 personas (más el guía) en cada uno. Finalmente, Covalanas, que venía de un tope de 102 personas semanales, recibirá un máximo de 90 visitantes por semana, a través de 3 visitas al día de 4 integrantes cada una (más el guía) hasta el 15 de septiembre, cifras que se mantendrán en los mismos parámetros también desde esa fecha. Al margen de estos plazos, las reservas realizadas y confirmadas para visitar algunas de estas tres cuevas con anterioridad a la fecha de inicio de este nuevo régimen de visitas están garantizadas.

Scroll al inicio