26/05/2024

nada personal, solo información

Cantabria es una reserva natural de aguas termales minero-medicinales, con propiedades terapéuticas

Aguas Minero-medicinales de Cantabria: Alceda, La Hermida, Liérganes, Puente Viesgo, Solares y Las Caldas

Según la Sociedad Española de Hidrología Médica, minero-medicinales son aquellas aguas que, por su composición química, física y físico-química, tienen propiedades terapéuticas certificadas por el Estado mediante su declaración de Utilidad Pública y su declaración de agua minero-medicinal.

La tradición termal de Cantabria viene de siglos atrás y se basa en la riqueza de sus aguas minero-medicinales y su óptima utilización en los balnearios que se ubican en la región. Actualmente, los establecimientos termales cántabros son un referente tanto por el número de personas que los visitan como por los beneficios de nuestra agua, declarada de Utilidad Pública y de Interés Medicinal, por su contrastado valor terapéutico.

Los balnearios cántabros ofrecen una amplia variedad de técnicas, tratamientos y circuitos orientados al cuidado de la salud, con tratamientos médicos específicos, pero también a la mejora del bienestar y a realzar nuestra belleza.

Todos los centros termales adscritos a la Asociación Balnearios de Cantabria, destacan también por su inmejorable ubicación: la mayor parte de ellos se encuentran en plena naturaleza o muy próximos a las playas, por lo que además de disfrutar de sus tratamientos, los visitantes pueden gozar de las amplias posibilidades que ofrece el entorno.

BALNEARIO DE ALCEDA

Aguas cloruro sódicas y sulfúrico azoadas.

Tratamientos dermatológicos, respiratorios, reumatológicos, belleza y antiestrés.

BALNEARIO DE LA HERMIDA

Aguas clorurado-sódicas, hipertermales, de fuerte mineralización.

Tratamientos reumatológicos, afecciones de piel, respiratorios y antiestrés.

BALNEARIO DE LIÉRGANES

Aguas de mineralización fuerte, sulfuradas, cálcicas y sulfatadas.

Tratamientos reumatológicos, respiratorios, dermatológicos, antiestrés y antitabaco.

BALNEARIO DE PUENTE VIESGO

Aguas cloruradas, sódicas, bicarbonatadas, cálcicas y magnésicas.

Tratamientos reumatológicos, cardiovasculares, respiratorios, psicosomáticos y rehabilitación.

BALNEARIO DE SOLARES

Aguas de mineralización débil, bicarbonatadas, sódicas, cloruradas, cálcicas.

Tratamientos reumáticos, rehabilitación, respiratorias, digestivos y del sistema nervioso.

BALNEARIO DE LAS CALDAS

Aguas cloruro sódicas, bicarbonatadas, azoadas y muy radioactivas.

Tratamientos respiratorios, reumatológicos, circulatorios y del sistema nervioso.

El buen cuidado de las termas en Cantabria propició la creación de la Asociación de Balnearios de Cantabria. Se trata de una organización que agrupa los balnearios de Alceda, Las Caldas de Besaya, La Hermida, Liérganes, Puente Viesgo y Solares, cuyas aguas están declaradas de utilidad pública y de interés mineromedicinal. Seis centros cántabros unidos para defender la calidad de sus aguas, declaradas de utilidad pública y de interés mineromedicinal, y para consensuar unas líneas de comercialización y promoción de los establecimientos termales que operan en la región de Cantabria.

La tradición termal de Cantabria viene de siglos atrás y se basa en la riqueza mineral de sus aguas y su óptima utilización en los balnearios que se ubican en la región, ofreciendo una gran variedad de tratamientos, terapias y técnicas que cuidan de nuestra salud, bienestar y belleza.

Todos los centros termales que forman la asociación apuestan por la creación y consolidación de la marca ‘Balnearios de Cantabria’ como valor diferenciador y potenciador del turismo rural y de salud en la región.

El objetivo de esta asociación se puede decir que es triple y se enfoca en mejorar la colaboración con la administración y demás agentes económicos en:

  • Formación de informadores turísticos especializados.
  • Promoción directa en el territorio nacional.
  • Desarrollo de acciones de difusión y visibilidad para todos los balnearios.
Scroll al inicio