Santander mejorará sus accesos en la N-611 (Palencia-SDR) y en la N-623 (Burgos-SDR) con una inversión de 12 millones de euros

Demarcación de Carreteras en Cantabria ha presentado el proyecto ante una treintena de vecinos

La Delegación del Gobierno en Cantabria ha presentado hoy a los vecinos de Santander el proyecto de humanización y ejecución de carriles bici en las carreteras N-611 (Palencia-Santander) y N-623 (Burgos-Santander) a su paso por el término municipal. Esta iniciativa, impulsada por el Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible, representa un paso significativo hacia un entorno “más amable, más seguro y accesible” en beneficio de todos los santanderinos.

En su intervención, la delegada del Gobierno en Cantabria, Eugenia Gómez de Diego, ha destacado que el proyecto “no solo implica una inversión en infraestructura vial, sino un compromiso con el bienestar de la comunidad”. “La ampliación de aceras, la instalación de mobiliario urbano, el plantado de árboles y la adecuación del alumbrado vial se sumarán a la incorporación de carriles bici, promoviendo una transformación integral que revitalizará la zona y mejorará la experiencia diaria de quienes habitan en ella”, ha manifestado.   En este sentido, Gómez de Diego ha enfatizado la importancia del término «humanización» como eje central del proyecto, reflejando una nueva filosofía de urbanismo impulsada por el Ministerio que busca «priorizar el bienestar de los ciudadanos”. Además, ha señalado que tanto la Delegación del Gobierno como la Demarcación de Carreteras “estamos abiertos para atender cualquier consulta o sugerencia de los ciudadanos que pueda mejorar el proyecto”.    Gómez de Diego se ha expresado así durante un acto celebrado esta tarde en la Delegación del Gobierno, donde la Demarcación de Carreteras en Cantabria ha presentado ante una treintena de vecinos el proyecto, que estará en exposición pública hasta el día 23 de abril. Al acto también han asistido la alcaldesa de Santander, Gema Igual, así como otros miembros de la Corporación municipal.

Proyecto de humanización

El objetivo del proyecto de humanización de las carreteras N-611y N-623 es mejorar la movilidad en las carreteras estatales dentro del término municipal de Santander, mediante la creación de infraestructuras más amigables con el peatón y el ciclista, así como la optimización de la seguridad vial en diversas intersecciones.

Entre las actuaciones contempladas destacan:

  • Humanización de tramo N-611: Desde la glorieta de la Avenida de Valdecilla hasta el límite del término municipal, se llevarán a cabo labores de ensanche de aceras, mejora del mobiliario urbano, adecuación del alumbrado y la ejecución de un nuevo carril bici, todo ello dirigido a mejorar la movilidad ciclista y peatonal en la zona.
  • Reordenación de intersecciones en la zona de la Remonta: Se implementarán medidas para optimizar la circulación y seguridad vial en esta área.
  • Mejora de intersecciones en T en el P.K. 207 de la N-611: Se construirán dos intersecciones giratorias en los cruces de Calle Campogiro y Ricardo León, buscando una circulación más fluida y segura.
  • Reordenación de intersecciones en el Polígono Industrial de El Campón y Peñacastillo: Se llevarán a cabo acciones para mejorar la fluidez del tráfico y la seguridad en esta importante zona industrial.
  • Humanización de tramo N-623: Desde la glorieta del Hospital de Valdecilla hasta el límite del término municipal, se realizarán labores similares a las del tramo de la N-611, incluyendo el ensanche de aceras, mejora del mobiliario urbano, adecuación del alumbrado y la ejecución de un nuevo carril bici.
  • Mejora del tramo de la calle Jerónimo Sáinz de la Maza: Se llevará a cabo la rehabilitación de la capa de rodadura y repintado de marcas viales en el tramo de la N-623, con la reposición de servicios y otras obras complementarias.

En total, se actuará sobre 6,4 km de ambas vías (2,7 km en la N-611 y 3,7 km en la N-623), donde se construirán 5,3 km de carriles bici y nueve glorietas para pacificar el tráfico rodado, se ampliarán aceras, se mejorará la iluminación y se adecuará el sistema de semaforización a las nuevas tecnologías, de acuerdo con las especificaciones del Ayuntamiento.    La nueva infraestructura ciclista, que se desplegará a lo largo de ambas carreteras (2,6 km en la N-623 y 2,7 km en la N-611), se conectará con la red de carriles bici existentes y previstos dentro del municipio.   Una vez ejecutada la actuación por parte del Ministerio, se cederán los tramos al Ayuntamiento de Santander para su conservación y explotación.

Scroll al inicio