Cambio de hora: La madrugada del sábado 30 al domingo 31, a las 02.00 h. serán las 03.00 h.

El cambio de hora seguirá produciéndose, al menos hasta 2026

La madrugada del sábado, 30 de marzo, al domingo, 31 de marzo, terminará el horario de invierno y el reloj se adelantará una hora (a las 02:00 serán las 03:00) para dar así comienzo al horario de verano, que se extenderá hasta el 27 de octubre.

Así, esa noche se dormirá una hora menos y a partir de entonces amanecerá y anochecerá más tarde, por lo que dispondremos de más tiempo de luz solar por las tardes. Por otra parte, con la llegada de la primavera, los días se alargarán a un ritmo aproximado de 3 minutos cada 24 horas: cada día amanece un minuto y medio antes y anochece un minuto y medio más tarde que la jornada anterior.

Ahorro energético

Un año más se recuperará el horario de verano, de acuerdo con la Directiva Europea del Cambio de Hora que se aplica en todos los Estados de la Unión Europea para lograr un ahorro energético, a pesar de las dudas de la eficacia de esta medida en ese sentido.

Según estimaciones oficiales del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), el potencial de ahorro en iluminación podría alcanzar en torno a 300 millones de euros, el equivalente al 5 % del total. De esa cantidad, 90 millones corresponde al potencial de los hogares del Estado español, lo que supone un ahorro de 6 euros por hogar y 210 millones restantes se ahorrarían en los edificios del terciario y en la industria.

Sin embargo, fuentes del IDAE han informado de que realmente no existen en el Estado español informes actualizados que permitan asegurar que el cambio de hora lleve asociados ahorros energéticos, ya que el último estudio es de 2015.

¿Seguiremos cambiando de hora?

El debate sobre el cambio horario en la Unión Europea comenzó en 2018 cuando la Comisión Europea realizó una consulta pública en la que más del 80 % de los 4,6 millones de ciudadanos que participaron se mostraron a favor de acabar con los cambios de hora.   En base a este resultado, la Comisión propuso, a iniciativa de Finlandia, finalizar esta práctica y que en marzo de 2019 se produjera el último cambio de hora, pero la falta de consenso entre los estados y las evaluaciones de impacto retrasaron la posible anulación del cambio horario.

Aunque la Comisión Europea aprobó la eliminación del cambio de horario, en marzo de este año la comisión de Transporte y Turismo del Parlamento Europeo apostó por retrasar la eliminación del cambio de hora bianual propuesto por la Comisión Europea, de forma que las capitales tuvieran más tiempo para decidir si el país se queda con el horario de verano o el de invierno.

El cambio de hora empezó a generalizarse a partir de 1974, a partir de la primera crisis del petróleo, cuando algunos países decidieron adelantar el reloj para aprovechar mejor la luz del sol y consumir así menos electricidad en iluminación. Se aplica como directiva desde 1981 y ha sido renovada sucesivamente cada cuatro años.   De momento, de acuerdo con esa orden ministerial, el cambio de hora seguirá produciéndose, al menos hasta 2026, cada última madrugada del sábado-domingo de octubre, para iniciar el horario de invierno, y cada madrugada del último sábado-domingo de marzo, cuando se pasará al horario de verano.

Scroll al inicio