20/04/2024

nada personal, solo información

“Puebla Vieja” de Laredo son seis rúas que provienen de la fundación de Alfonso VIII

La preponderancia histórica de Laredo, que se mantiene durante los siglos XIII-XVII en toda la costa cantábrica, está reflejada en su estructura urbana, y especialmente en la zona que comprende la llamada “Puebla Vieja”, formada por seis calles/rúas que provienen de la fundación de Alfonso VIII, todas situadas al pie de la Iglesia de Santa María de la Asunción (estilo gótico), que son, en dirección norte-sur: rúa Mayor, San Marcial (o Carnicerías Viejas) y Santa María; y en dirección este-oeste: San Martín, la rúa de en Medio, y la rúa Ruayusera o de abajo.

Este conjunto arquitectónico alberga un valioso tesoro artístico en retablos, sepulcros, tallas y pinturas

En este sector, las casonas y palacios, las torres, iglesias y conventos forman un valioso conjunto. Así, la Casa de Zarauz, del siglo XVIII con nobles materiales y solemnes escudos; la de los Peregrines, bellísima pieza arquitectónica popular; la de los Villota, de mediados del s. XVI, con precioso claustro de tipo herreriano, escueto y limpio; y otras muchas más como la de Hernando de Alvarado, la de los Gutiérrez Rada, la de la familia de la Hoz, la de Diego Cacho… y las iglesias de San Francisco (actual convento de las MM.Trinitarias) del siglo XVI; la románica de San Martín, que fue monasterio de benedictinos, y, como culminación de una época gloriosa y de esplendor de Laredo, la parroquia de Santa María de la Asunción, bellísima edificación gótica del s. XIII, con interesante portada de arquivoltas iconográficas, y que guarda en su interior el espectacular retablo de la Virgen de Belén, uno de los conjuntos de escultura flamenca más valioso de cuantos se conservan en nuestro país.

Destacable es la línea de murallas con el torreón alzado detrás del convento de San Francisco, y la puerta de Santa María, puerta de Merenillo o San Marcial, o el arco de la puerta de San Lorenzo, conocida como puerta de Bilbao, y el edificio del Ayuntamiento, del s. XVII, notable ejemplo de arquitectura de Corporaciones, compuesto de dos pisos con arcos de piedra de sillería.

Scroll al inicio