Aparecen 51.000 mascarillas abandonadas en una nave de Revilla de Camargo

El alcalde de Camargo, Diego Movellán, ha denunciado hoy la aparición de 51.000 mascarillas caducadas que fueron encontradas la pasada semana por el equipo de Obras cuando preparaba una nave municipal, ubicada en Revilla de Camargo, para acondicionarla con el fin de realizar diferentes trabajos. “Ha sido una sorpresa muy desagradable”, ha enfatizado Movellán, quien ha señalado que hay “cajas y cajas y cajas” de mascarillas FFP2 y quirúrgicas “apiladas en un altillo”.

Un motivo por el que ha anunciado que el equipo de gobierno va a investigar la procedencia de esas compras, qué personas del equipo de la exalcaldesa socialista, Esther Bolado, es responsable de las mismas y por qué se dejaron caducar si hasta julio de 2023 “era obligatorio” su uso en centros hospitalarios y otras dependencias. “No entendemos por qué no nos dijeron que ese material estaba ahí, aún cuando gran parte caducó en la anterior legislatura”, ha indicado Movellán, quien ha subrayado que -a pesar de que la mayor parte de las mascarillas caducaron en enero de 2023- hay otras cajas cuyo contenido fue válido hasta el 29 de diciembre de 2023.

Un punto en el que el alcalde de Camargo ha sostenido que es incomprensible “semejante despilfarro”, más cuando “podríamos haber destinado ese material a residencias de ancianos, centros sanitarios o en el Centro de Daño Adquirido del municipio”, ha dicho. “Una irresponsabilidad”, según sus palabras, por la que los socialistas de Camargo “tendrán que dar explicaciones” después de que en la anterior legislatura el municipio gastara más de 200.000 euros en la compra de mascarillas. En este sentido, Movellán ha avanzado que “hay muchas dudas que resolver”, puesto que en la época en que fue adquirido por el Ayuntamiento este material el exministro Ábalos, junto a Koldo García, realizó una visita institucional a Camargo.

“El PSOE y Esther Bolado tienen que dar muchas explicaciones de por qué se tiró ese dinero”, ha aseverado Diego Movellán, que ha invitado al resto de grupos municipales con representación a que “nos acompañen” y “pidan las justificaciones pertinentes”. “Ahora lo primero es ver si somos capaces de localizar a cuál de tantos mandatos de compra corresponden a estas mascarillas”, ha señalado el regidor, para quien es “de vital importancia” que se aclare qué es lo ocurrido con la compra del material que se ha dejado caducar, “porque no pueden gastar miles y miles de euros de dinero público y dejar que ese dinero caduque en un altillo cubierto de polvo, cuando aún era utilizable y aprovechable”.

Scroll al inicio