Detenido un hombre de 24 años y una mujer de 23 por tráfico de drogas en Puertochico

Los detenidos hacían venta y distribución de hachís, MDMA y diferentes fármacos en Santander

La Policía Nacional ha detenido a un varón de 24 años y a una mujer de 23 años, como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas en la zona de Puertochico.   En la operación policial, llevada a cabo por el Grupo de Estupefacientes, de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Santander, han colaborado la Unidad de Guías Caninos y Unidad de Prevención y Reacción (UPR), ambas pertenecientes a la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de Cantabria.

Indicios de la actividad delictiva

El Grupo de Estupefacientes, de la Brigada Provincial de Policía Judicial, encargados de la investigación de este tipo de delitos, tenían conocimiento de la existencia de un varón y una mujer, que pudieran estar dedicándose a la venta y distribución de sustancias estupefacientes, concretamente hachís, MDMA y fármacos de diferentes tipos, en una vivienda sita en la zona de Puertochico en Santander.   Los residentes de las inmediaciones, trasladaban su gran malestar a los agentes por la existencia de la venta indiscriminada de droga, que se encontraba muy próxima a zonas de ocio y diversión, frecuentada por menores, Centros Educativos y parques infantiles.

Investigaciones policiales: constatación de la actividad delictiva

Por tal motivo, se estableció un dispositivo policial, con el objetivo de recabar toda la información necesaria para la investigación y persecución del posible hecho delictivo.   Tras las gestiones de investigación oportunas, los agentes del Grupo de Estupefacientes concluyeron que en una vivienda de la zona de Puertochico, se llevaba a cabo la venta indiscriminada de sustancias estupefacientes, concretamente, hachís, MDMA, y fármacos de diferentes tipos, siendo los responsables de la venta, un varón y una mujer, moradores de misma vivienda.

Esta pareja tenían como área de actuación la zona de Puertochico, desarrollando la mayor parte de las transacciones de droga desde su propio domicilio, así como manteniendo encuentros esporádicos con terceros en las proximidades del mismo. El “modus operandi” llevado a cabo, consistía en que los compradores llegaban a las inmediaciones del inmueble, posiblemente habiendo establecido cita por teléfono o in situ, quedando en los alrededores o bien subiendo al domicilio, donde tras un breve espacio de tiempo estas personas abandonaban el lugar.

Detención de los sospechosos, registro domiciliario e incautación de sustancias estupefacientes

Ante el resultado de la investigación, en la mañana del día 06 del presente mes, contando con la autorización judicial pertinente, los agentes del Grupo de Estupefacientes, efectuaron el registro en el domicilio, incautando: 140 gramos de hachís; 5 gramos de MDMA;y más de 1.300 comprimidos de fármacos de diferentes tipos, dos balanzas de precisión, así como diferentes útiles para la manipulación de sustancias estupefacientes. En el registro llevado a cabo también se incautó cuatro teléfonos móviles, una tablet y doscientos cuarenta euros en efectivo (240€).   Ante las evidencias, los agentes procedieron a la detención del varón y de la mujer, ambos como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas.  Los detenidos a los cuales, les contaban antecedentes, fueron puestos a disposición judicial.

Relevancia de la “Operación Pandillo”

Con esta operación policial se desmantela un foco de venta y distribución de hachís, MDMA, y fármacos de diferentes tipos, que generaba una gran alarma social en la zona de Puertochico en Santander frecuentada por menores, próxima azonas de ocio y diversión, Centros Educativos y parques infantiles, devolviendo la tranquilidad a los residentes de la zona que se encontraban alarmados ante la sospecha de la actividad delictiva.

Colaboración ciudadana-Policía Nacional

La Policía Nacional dispone de un correo electrónico: antidroga@policia.es, para hacer las denuncias sobre tráfico de drogas, garantizando siempre el anonimato, seguridad y máxima confidencialidad con los informantes.

Scroll al inicio