Juventudes Socialistas de Santander solicita la creación de una red de puntos violetas contra las violencias machistas

«Esperaban la aprobación del IV plan de Igualdad en la pasada legislatura, el cual lleva “meses y meses de retraso»

El pasado mes de septiembre, Juventudes socialistas de Santander reclamó al Ayuntamiento una mejora de la seguridad en los grandes eventos de la ciudad, a raíz de las quejas de los jóvenes de la ciudad por los déficits estructurales con los que contó la edición del Negrita Music Festival celebrado el 1 y 2 de ese mismo mes.

Entre sus demandas, solicitaban la implementación de forma fija de puntos violeta en este tipo de acontecimiento, complementándolo con una red de caminos seguros y el aumento de frecuencias de los autobuses nocturnos, todo ello con el objetivo de mejorar la calidad asistencial y evitar cualquier posible situación de vulnerabilidad.

Sin embargo, tras más de seis meses, no han apreciado por parte del Ayuntamiento de Santander (PP) ninguna tentativa de solucionar el problema. Según la organización juvenil, “no sorprende la falta de compromiso del equipo de gobierno con las políticas de igualdad y de seguridad”, aunque esperaban la aprobación del IV plan de Igualdad en la pasada legislatura, el cual lleva “meses y meses de retraso”.

Juventudes Socialistas quiere continuar con las baterías de propuestas en materia de igualdad, y en un comunicado, han solicitado la creación de una red de puntos violetas contra las violencias machista. Según Alba Vázquez, secretaria de organización, la medida se implementaría dentro de un Plan de Intervención comunitaria contra la violencia de género. Esta medida, tendría como objetivo formar a las personas que trabajan de cara al público en materia de igualdad con la finalidad de “solucionar los problemas que se generan desde la propia comunidad”. Según Vázquez, la iniciativa sería extensible para todo el año, aunque tendría un mayor énfasis en los eventos multitudinarios de la ciudad.

Por otro lado, la secretaria de igualdad, Leonor Laso, también insiste en la necesidad de crear programas de identificación y actuación en los centros educativos de la ciudad para prevenir situaciones de violencia contra la mujer. Un 23,1% de los jóvenes españoles de entre 15 y 29 años opina que la «violencia de género no existe» y es «un invento ideológico», un porcentaje que casi se ha duplicado desde el 2019, cuando esta afirmación era compartida por el 12%. En este sentido, Laso considera que “las nuevas generaciones somos imprescindibles en esta lucha y la mayoría están concienciadas y comprometidas con la igualdad, pero también necesitamos el compromiso de las administraciones con la igualdad real y efectiva, ya que es la única forma de reducir todos los indicadores”, ha exclamado.

Asimismo, JJSS considera que todo ello permitiría crear puntos violetas tanto “fuera y dentro de las calles, permitiendo una red segura extensible a todos los rincones de la ciudad”. Como medidas complementarias, han vuelto a reclamar la ampliación de las frecuencias de los autobuses nocturnos, la red de caminos seguros en los eventos más importantes y han recordado medidas como la policía de barrio propuesta en varias ocasiones por el PSOE, la cual convertiría a Santander en una ciudad “más segura y resiliente”.

Scroll al inicio