Economía circular: Santander instala bancos donados por Banco Santander fabricados con tarjetas recicladas

Banco Santander ha reciclado 900.000 tarjetas caducadas o deterioradas que convierte en mobiliario urbano y se podrá ver en Nueva Montaña, Peñacastillo y Cueto

El director territorial de Banco Santander en Cantabria y Asturias, Manuel Iturbe y la alcaldesa de Santander, Gema Igual, se han reunido esta mañana tras el acuerdo alcanzado entre la entidad financiera y el Consistorio. Este acuerdo contempla la entrega a la ciudad de 30 bancos fabricados con tarjetas bancarias recicladas, un gesto que contribuye a hacer de Santander una ciudad más sostenible. Este mediodía han visitado alguna de las dotaciones ya instaladas en el Barrio de Monte, donde hay ubicados 6 bancos. También se podrá disfrutar de estos bancos en las zonas de Nueva Montaña, Peñacastillo o Cueto.

El director territorial del Santander, Manuel Iturbe, ha explicado que “esta donación forma parte del compromiso que mantenemos con la ciudad de Santander y del objetivo de ser cada día un banco más responsable y reducir nuestro impacto en el medio ambiente, por lo que ver cómo los cántabros forman parte de este esfuerzo, supone para nosotros una gran satisfacción”. Iturbe ha agradecido también la colaboración de todos aquellos clientes que, reciclando sus tarjetas, han hecho posible este proyecto altruista de economía circular.

Hace más de un año que Banco Santander puso a disposición de sus clientes la posibilidad de entregar sus tarjetas caducadas o deterioradas para someterlas a un proceso de reciclaje y transformación en mobiliario urbano. El cliente deposita su tarjeta caducada en el cajero automático y unos días después recibe un mensaje que le confirma que ha sido reciclada. Las tarjetas se convierten en materia prima para fabricar este mobiliario, junto con redes marinas recuperadas del fondo del mar, dando una segunda vida al producto. En estos momentos, Santander está donando los bancos fabricados a distintas ciudades españolas como Santander, Valencia o Málaga, cuyos ayuntamientos y responsables son los que deciden las ubicaciones más adecuadas para los bancos Santander.

La entidad ha reciclado ya 900.000 tarjetas que equivalen a 4,5 toneladas de plástico; una iniciativa que forma parte de su apuesta por la economía circular y por continuar reduciendo sus impactos medioambientales. Banco Santander se ha fijado el objetivo de que, en 2025, todas sus tarjetas estén fabricadas con materiales sostenibles en todos los países en los que opera. Sólo en España, Santander ha ahorrado en 2023 más de 22 toneladas de plástico de un solo uso y 360 toneladas de CO2 equivalente por la emisión de más de 4,5M de tarjetas de materiales sostenibles.

Scroll al inicio