«Nueva Vida tiene apariencia de piedad, pero la realidad es falsa. Abusan de la gente»

VÍDEO ENTREVISTA CON UNA EXTRABAJADORA DE LA ONG NUEVA VIDA: En la ONG «hay un enriquecimiento patrimonial«, «¿dónde está el libro de contabilidad de las ofrendas?», «me despidieron por motivos eclesiásticos porque decidimos no participar más en esos cultos», «a las mujeres les han dado techo, comida, pero no les ayudaban a reinsertarse en la sociedad«, «el poder, el dinero, tener a gente, manejarla es lo que ellos quieren«, «tratan a la gente de una forma inhumana», «todo es una parafernalia«.

 

PREGUNTA: La Asociación Nueva Vida es una organización sin ánimo de lucro que promueve el pleno desarrollo de los derechos humanos de todas las personas, especialmente de quienes se encuentran en una situación de desprotección. (Descripción que realiza la ONG Nueva Vida sobre sí misma):
Isabel: “A mi juicio por desgracia, no es así”.
PREGUNTA: ¿Nueva Vida es una iglesia? “No. Es una asociación que aparentemente tiene obras de caridad, pero esas obras de caridad dejan mucho que desear, bíblicamente».
Isabel: “Todo es una parafernalia” (Definición de parafernalia: Aquello que aporta grandilocuencia a un evento o un suceso. A través de la parafernalia, se busca que algo resulte fastuoso o pomposo).

“La idea de Nueva Vida es buena, pero el desarrollo no”.

“Nos invitaron a dar testimonio de lo que el Señor había hecho en nuestras vidas, a mi y mi esposo. Dimos testimonio, y a la semana siguiente nos llamó Julio David (el hijo del pastor) y me ofreció un contrato laboral porque ellos tenían un piso de víctimas de trata y yo encajaba en el perfil que ellos buscaban. Comienzo a trabajar con ellos de auxiliar, al cuidado del piso. Me han hecho contratos, pero nunca se me ha dicho me dan de alta o de baja. Ellos han hecho como han querido sin informarme”.

“Yo estaba contenta con mi trabajo. Hice taller de costura con ellas. Estuve muy a gusto con mi trabajo”.

“No estábamos muy contentos con el teología bíblica que tiene en su iglesia, por llamarla así, y eso nos llevó a decir que no podemos seguir aquí más porque teológicamente se contradicen en muchas cosas. En la pandemia tomamos la decisión de no volver a asistir nunca más al culto”.

“Son sepulcros blanqueantes, tienen apariencia de piedad, pero la realidad es falsa. Abusan de la gente. Nosotros somos cristianos, amamos al Señor damos y entregamos nuestra economía, nuestras horas, nuestra vida incluso por amor al Señor y ellos usan eso para su beneficio económico y también presencial”.

“Que nosotros como miembros pagáramos una cuota mensual a esta ONG, a lo cual mi esposo y yo nos opusimos, porque no se ampara en la Biblia”. “No nos fiamos”.

“El poder, el dinero, tener a gente, manejarla es lo que ellos quieren y traer a gente débil en la fe”.

“Se contradicen a ellos mismos porque se lucran demasiado”.

“Me despidieron por motivos eclesiásticos porque decidimos no participar más en esos cultos. Ahí es cuando me despiden ellos”.

 “Me despidieron porque me fui de su iglesia. Quise mantener contacto con aquellas personas con las que trabajé, pero su esposa Elisabeth me dijo que no tomara contacto con ellas”.

 “A las mujeres les han dado techo, comida, pero no les ayudaban a reinsertarse en la sociedad. De los dos años en los que trabajé algunas de las mujeres incluso volvieron a ese mundo porque aquí -Nueva Vida- no encontraban la salida que necesitaban”.

 “Tergiversan la Palabra de Dios para llevar a cabo planes económicos y de poder, y tratan a la gente de una forma inhumana. Engañan su fe y debilitan a gente. Hay mucha gente que se ha ido muy mal de la iglesia, y no han vuelto a la fe por culpa de ellos”.

“Hay un enriquecimiento patrimonial”

“Las ofrendas que se recogen en la iglesia son enormes, ¿dónde está el libro de contabilidad?”

 “Nueva Vida ha destruido nuestros valores bíblicos”

Scroll al inicio