Buruaga: «Máxima agilidad en la construcción de los nuevos trenes»

María José Sáenz de Buruaga insiste en la alta velocidad a Reinosa y la conexión con Bilbao

La presidenta de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, ha reivindicado hoy al ministerio de Transportes la “máxima agilidad” en la construcción de los 21 nuevos trenes de la red de ancho métrico que operarán en Cantabria y ha exigido un “calendario” con los tiempos de ejecución, terminación y entrega, que, en cualquier caso, será “con tres años de retraso”, ha dicho.

La presidenta ha podido “tomar personalmente la medida” a los nuevos trenes durante la visita a la empresa Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF), donde se ha iniciado la construcción de las nuevas unidades, una visita en la que ha lamentado la ausencia “no advertida” del ministro Óscar Puente, convocante de la visita de hoy a la planta guipuzcoana.  Si bien, para Buruaga, una visita como la de hoy no es “ni el momento ni el lugar” para trasladar la “agenda reivindicativa” de Cantabria, sí era para la presidenta la oportunidad para emplazar al ministro Puente a una reunión bilateral para avanzar en el desbloqueo de las infraestructuras de comunicaciones que han convertido a Cantabria en “una isla del norte de España”.

Buruaga ha insistido en la necesidad de impulsar la alta velocidad a Reinosa y la conexión con Bilbao, así como “despejar la incógnita” que pesa actualmente sobre un proyecto estratégico como la estación intermodal de La Pasiega, de la que depende la “expansión y crecimiento” del Puerto de Santander y, en buena medida, el desarrollo industrial de la Comunidad Autónoma.  Esta visita, sugerida, tal y como ha explicado la presidenta, por el consejero cántabro de Fomento en el mes de octubre, es para Buruaga “un buen día para Cantabria”, a pesar del plantón de un ministro con “tantas asignaturas pendientes con Cantabria”. La jornada de hoy certifica el inicio del proceso de fabricación de los trenes del “escándalo ferroviario” que convirtió a Cantabria en “un meme nacional” y causó un gravísimo daño por un retraso de tres años, hasta el primer semestre de 2026, “imposible de reparar y compensar”.

Por ello, la presidenta ha asegurado la insistencia del Gobierno de Cantabria en la labor de “seguimiento y control” de las inversiones en la Red de Cercanías de Cantabria, no solo en lo que tiene que ver con la entrega de los trenes, sino en todos los compromisos incluidos en el acuerdo firmado el 20 de febrero de 2023.    En este sentido, Buruaga ha demandado que se calendaricen y presupuesten las actuaciones de los próximos años y se establezcan “hitos, inversiones y plazos definitivos”. También ha pedido que se reactive el funcionamiento periódico de la Comisión de Seguimiento del acuerdo, que solo se ha reunido una vez. Ha insistido en la necesidad de que se asegure la circulación de los trenes en el segundo semestre de 2026 al tiempo que se acelere el plan de mejoras en las unidades que están funcionando actualmente de forma que se mejore el servicio a los usuarios.

La presidenta ha planteado estas acciones en el marco de las relaciones con el Gobierno central “desde el respeto institucional y la leal colaboración por el interés de Cantabria”.  Han acompañado a la presidenta en la visita a la planta guipuzcoana, su homólogo asturiano, Adrián Barbón; el consejero de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Roberto Media; el secretario de estado de Transportes, José Antonio Santano; el presidente de Renfe, Raúl Blanco y el consejero vasco de Planificación Territorial, Vivienda y Transportes, Iñaki Arriola. Además, por parte de la empresa CAF, el consejero delegado, Javier Martínez y el director corporativo, Josu Imaz.

Scroll al inicio