21/04/2024

nada personal, solo información

ICAF: Abiertas dos nuevas líneas de financiación para empresas y autónomos con 5 millones de euros

El Instituto de Finanzas de Cantabria (ICAF), dependiente de la Consejería de Economía, Hacienda y Fondos Europeos, ha aprobado dos nuevas líneas de financiación para el sector privado este año 2024, ICAF-Invierte e ICAF-Liquidez, destinadas a empresas de todo tipo y autónomos de Cantabria.

Ambas tienen un importe conjunto de 5 millones de euros, un presupuesto «estimativo» que podría aumentar en función de las solicitudes que se presenten y las demandas que se aprueben, y que tratará de garantizar la sostenibilidad de las empresas, así como de estimular el tejido productivo de la Comunidad Autónoma.

Así lo ha anunciado el titular de Economía, Luis Ángel Agüeros, al término de la reunión del Consejo Ejecutivo del ICAF, celebrado esta mañana, donde se ha abordado la situación actual de la entidad, tanto en el ámbito de la concesión de avales y ayudas a entidades del sector público y privado, como en su vertiente como gestora del sector público empresarial autonómico.

En concreto, y según ha explicado Agüeros, estas dos nuevas líneas de financiación para el sector privado están dotadas, cada una de ellas, con 3.000.000 de euros en el caso de ICAF-Invierte, y 2.000.000 para la línea de financiación ICAF -Liquidez, y podrán solicitarse hasta el 31 de diciembre de 2024. Están dirigidas empresas de todo tipo y a autónomos con domicilio social o centro permanente de trabajo en Cantabria y con una antigüedad superior a tres ejercicios económicos completos.

Características de cada línea

En relación con las características que definen a cada línea de financiación, por un lado, ICAF-Invierte cuenta con un nominal máximo de financiación por beneficiario de 200.000 euros, si el solicitante es trabajador autónomo; 400.000 en el caso de microempresas; 800.000 euros si se trata de una pyme pequeña y 1.200.000 para pymes medianas; mientras que la cifra alcanza los 2 millones de euros si el solicitante es una no pyme. El plazo de amortización es de un mínimo de 5 años y un máximo de 15. Además, la carencia máxima es de 24 meses y el ritmo de amortización es anual con comisiones de apertura o cancelación anticipada del 0%.

Por su parte, ICAF-Liquidez tiene un nominal máximo de financiación por beneficiario de 100.000 euros para autónomos; 200.000 en el caso de microempresas; 400.000 para pymes pequeñas; 600.000 euros si se trata de pymes de mediano tamaño y 1.000.000 en el caso de una no pyme. La carencia máxima es de 12 meses y el ritmo de amortización anual y dispone de un plazo de amortización máximo de 7 años. Mientras, las comisiones de apertura o cancelación anticipada son, igualmente, del 0%.   En ambas líneas, el tipo de interés, que podrá ser fijo o variable,  la parte del margen por perfil crediticio puede oscilar entre el 1,20% y el 4,85%.

Este margen será fijo del 1,20% para la línea de ICAF Invierte o del 1,45% para la línea de ICAF Liquidez en el supuesto caso de que la operación tenga como garantía un aval de Sociedad de Garantía Recíproca

Así, en el caso de ICAF-Invierte, se busca que las empresas puedan «diversificar sus fuentes de financiación y cubrir así sus necesidades para acometer inversiones que contribuyan a incrementar su negocio y competitividad».   Por lo que respecta a ICAF-Liquidez ofrece a las empresas una nueva fuente de financiación de liquidez y, para ello, permitirá contribuir a  cubrir las necesidades de financiación de capital circulante que puedan necesitar para su correcto funcionamiento.

Se trata de una inyección económica con la que las empresas cántabras pueden acometer inversiones con las que mejorar la productividad de estas empresas y también, en un horizonte temporal a medio plazo, contribuir a la creación de empleo.   Luís Ángel Agüeros, que ha estado acompañado por el director del ICAF, Jesús Bulnes, ha comentado que cada línea de financiación tiene características y objetivos distintos, pero con la premisa única de contribuir al impulso económico.

Por otra parte, durante la reunión de hoy, también se ha repasado la situación presupuestaria y económica del ICAF durante el segundo semestre de 2023, del que se desprende un alto grado de cumplimiento presupuestario, más del 82% ejecutado, y que arroja un saldo positivo de en torno a 940.000 euros. Unos datos que, en opinión de Agüeros, son el fruto del «buen trabajo» y el «rigor» que emplea el Instituto de Finanzas de Cantabria en sus actuaciones.

En el ámbito público y privado se han recibido peticiones por importe cercano a los 87 millones de los que se han aprobado en torno al 70%, destacando en el sector público los 34 millones a la empresa promotora  de  La Pasiega así como en breve se materializará los 45 millones de euros a la empresa promotora del MUPAC, los «dos grandes proyectos estratégicos» de la Comunidad Autónoma

Además del consejero de Hacienda, en la reunión han participado el director del ICAF, Jesús Bulnes, así como los directores generales de Economía, y Tesorería, Presupuestos y Política Financiera, Javier Vidal Campa, y Fernando Olaiz, respectivamente, y la directora del ACAT, Ana Madrazo.

Scroll al inicio