‘Madama Butterfly’ de Puccini, Sala Argenta del Palacio de Festivales, viernes 12, 19.30 h.

Trágica historia de amor que se desarrolla en Nagasaki (Japón)

La sala Argenta del Palacio de Festivales de Cantabria completará todo su aforo en la representación de ‘Madama Butterfly’ con dos funciones previstas para mañana y el viernes 12, a partir de las 19:30 horas, en una apuesta por la lírica, un género que tiene “una respuesta muy importante del público en la región”, y que ya tiene completa la venta anticipada. En una producción de la Fundació Ópera a Catalunya, con la dirección musical de Daniel Gil de Tejada y la de escena a cargo de Carles Ortiz, la lírica vuelve al Palacio de Festivales en la tercera colaboración con la Fundació Ópera de Catalunya con una de las obras más representadas en todos los teatros del mundo.

Cuenta con la Orquesta Simfónica del Vallés y el Coro Amics de l`Opera de Sabadell en una ópera de tres actos con música de Puccini y texto de Guiseppe Giacosa y Luigi Illica, basado en la obra de teatro del dramaturgo David Belasco, cuyo estreno original fue en el Teatro alla Scala de Milán el 17 de febrero de 1904. El director de Cultura y Patrimonio, Juan Antonio González Fuentes, ha presentado hoy esta ópera, junto al director general de la Fundació Ópera a Catalunya (FOC), Óscar Lanuza; el vicepresidente de la asociación Amics de l’Òpera de Sabadell y miembro de la comisión ejecutiva de la FOC; Jordi Torrents; el director musical de esta producción y director del coro de la Ópera de Sabadell, Daniel Gil de Tejada, además de director de escena, Carles Ortíz; y Carmen Solís, solista que interpreta el rol protagonista.

Esta trágica historia de amor que se desarrolla en Nagasaki (Japón), a principios del siglo XX, protagonizada por una joven heroína japonesa, frágil y sensible, se centra en el personaje de Butterfly, y pone en el escenario a una geisha de quince años que se enamora de Pinkerton, un oficial de la Marina americana con quien se ha casado según una ley japonesa que permite el repudio.  En el escenario Carmen Solís interpreta el papel de Cio-Cio-San (Madama Butterfly), junto al tenor Vicens Esteve en el rol de B.F. Pinkerton; Carlos Daza, interpretando el personaje de Sharpless; la mezzosoprano, Anna Tobella, que será la fiel sirvienta Suzuki; el tenor Jorgen Juan Morata en el papel de Goro; el bajo Juna Carlos Esteve como Lo Zio Bonzo; la soprano Laura Obradors en el rol de Kate Pinkerton y Cristófolo Yamadori como Il Principe Yamadori, completan el reparto. En total, 110 personas entre músicos de la orquesta, coro, solistas y equipo técnico y artístico para esta ‘Madama Butterfly’, con la que debutó la Asociación Amics de l´Ópera de Sabadell hace 41 años y una de la más representadas por parte de Òpera a Catalunya.

Colaboración de la Fundación Ópera a Catalunya con el Palacio de Festivales

Se trata de la tercera colaboración de la Fundación Ópera a Catalunya con el Palacio de Festivales, que se ha materializado ya con la escenificación de ‘Don Giovanni’ de Mozart y ‘Rigoletto de Verdi’, ambas con una gran afluencia de público con el fin de compartir un camino de cara a la reconstrucción de una temporada lírica estable en Cantabria.  Según ha explicado González Fuentes, antes de 2023- gira en la que se incluyen estas dos funciones que hoy se presenta- y que ha girado por doce ciudades catalanas, se ha representado en otras seis ocasiones. La producción que se presenta en Santander es la misma que se hizo en 2008 y en 2016, “así que ahora será la tercera vez que se representa”, ha matizado.

Para el director de la Fundació Ópera a Catalunya (FOC), Óscar Lanuza, estar presentes en el Palacio de Festivales es una oportunidad de aproximarse a todos los segmentos del público, por la accesibilidad de los precios, que contribuye a convertirse en “generadores de público”. En este mismo sentido, ha destacado la apuesta de compañía por los artistas españoles, según Lanuza, contar con un “sector propio y sólido” y acompañar las carreras del talento local “contribuyen a crear un ecosistema tan importante como la generación de público”, ha precisado.

Por su parte, el vicepresidente de la asociación Amics de l’Òpera de Sabadell y miembro de la comisión ejecutiva de la FOC, Jordi Torrents, ha calificado esta ópera de “sobria y elegante”, al tiempo que ha señalado que se trata de una producción que “va a gustar” y encaja perfectamente, al conmemorarse este año los 100 años del fallecimiento del compositor italiano. Una obra que tiene una exigencia vocal relevante como consecuencia de una orquestación voluminosa por lo que las voces de los intérpretes cobran gran importancia. En este sentido, la protagonista interpretada por la soprano, Carmen Solís, afronta esta interpretación con “mucho entusiasmo” destacando como grandes retos de esta obra su fuerza dramática, su longitud y su dificultad a nivel escénico.

Scroll al inicio