Torrelavega, Besaya H2 es la mayor inversión privada de la historia de la región

María José Sáenz de Buruaga: «Besaya H2 va a colocar a Cantabria en el mapa del hidrógeno verde con una inversión en una primera fase de 850 millones y la creación de 250 empleos. Es una gran noticia para nuestra región.  Por primera vez en muchos años algo se mueve y avanza en la comarca del Besaya».

La presidenta de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, ha comprometido hoy su apoyo a Besaya H2, el proyecto promovido por la constructora cántabra Copsesa y por la empresa renovable española RIC Energy en terrenos de la antigua Sniace y que va a colocar a la comunidad autónoma «en el mapa del hidrógeno verde» con una inversión, en la primera fase, de 850 millones de euros, la mayor inversión privada de la historia de la región. Buruaga ha expresado su respaldo en el acto de presentación de este «proyecto tractor» que, además, va a crear 250 empleos y que representa una «grandísima oportunidad» para la reindustrialización del Besaya y para posiciona a Cantabria como «región puntera en la lucha contra el cambio climático».
Por todo ello, la presidenta ha agradecido la apuesta de estas dos empresas por construir en Cantabria, y no en otro sitio, esta planta de hidrógeno que, según las previsiones, estará operativa en 2027 y que producirá, en esta primera fase, 500 megavatios, aunque el objetivo es duplicar esa cantidad hasta el millón de megavatios más adelante, el 10% de toda la producción nacional.

José Domingo San Emeterio (Copsesa) y José Luis Moya (RIC Energy)

En su intervención, María José Sáenz de Buruaga ha asegurado que la comunidad no puede quedarse fuera de la carrera energética y ha defendido el potencial del hidrógeno verde, que está llamado a ser una fuente de energía «estratégica» para sustituir al gas natural.  Por este motivo, ha garantizado que el Gobierno va a ir «de la mano» de las empresas en este proyecto que está en línea con el modelo de región que quiere desarrollar en los próximos cuatro años, que va a generar inversión, actividad y empleo, que mira por la sostenibilidad energética y que guarda relación con dos compromisos de legislatura: la reindustrialización de Cantabria y, en especial, de la comarca del Besaya, fuertemente castigada por el retroceso industrial de la última década, y con la puesta en valor del suelo productivo de Sniace. «Algo se mueve y avanza, por primera vez en muchos años, en la comarca del Besaya«, ha señalado Buruaga, quien, por último, ha reiterado la voluntad del Ejecutivo cántabro de convertirse en un «facilitador» y un «aliado» del tejido productivo.
La presidenta ha estado acompañada en el acto por los consejeros de Industria, Eduardo Arasti, y de Fomento, Roberto Media; la delegada del Gobierno, Eugenia Gómez de Diego; los alcaldes de Torrelavega, Javier López Estrada, y de Santillana del Mar, Ángel Ruiz; otros regidores de la comarca; representantes del mundo empresarial y de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, y directivos de las firmas promotoras del proyecto, encabezados por sus respectivos presidentes, José Domingo San Emeterio (Copsesa) y José Luis Moya (RIC Energy).
San Emeterio ha destacado que este proyecto es un «sueño» para una empresa familiar como la suya, con más de 50 años de trayectoria, y va a suponer un revulsivo para la reindustrialización del Besaya y para avanzar hacia una producción industrial en Cantabria más diversificada y sostenible.
Por su parte, José Luis Moya ha señalado que Besaya H2 será un proyecto emblemático para España y situará a Cantabria y a España a la cabeza en la producción de hidrógeno verde y derivados tanto para consumo nacional como internacional. Asimismo, ha valorado que la comunidad autónoma reúne «todos los requisitos» para ser receptora de esta inversión, entre los que ha citado la disponibilidad de agua y de instalaciones e infraestructuras apropiadas, así como la cercanía del Puerto de Santander para poder dar salida a los productos al exterior.

Detalles del proyecto

Besaya H2 es una planta de hidrógeno verde y derivados que COPSESA y RIC Energy van a poner en marcha en los antiguos terrenos de Sniace, en los municipios de Torrelavega y Santillana del Mar, en una parcela de 70 hectáreas, con una inversión de 850 millones de euros y la capacidad de generar unos 250 empleos directos, en una primera fase. La planta tendrá inicialmente una capacidad de electrolisis de 500 megavatios, una de las mayores proyectadas en España, y producirá hidrógeno verde y productos derivados de alto valor añadido destinados tanto a la descarbonización de la industria cántabra como a la exportación a través del Puerto de Santander. Se estima que esta instalación evitará la emisión a la atmósfera de más de 650.000 toneladas de CO2 cada año. La empresa española RIC Energy tiene presencia en cuatro continentes, desarrolla actualmente unos 20.000 MW de generación renovable y cuenta con proyectos avanzados para la producción de hidrógeno verde de más de 2.000 megavatios de almacenamiento energético y de biogás.
Por su parte, la constructora COPSESA destaca en el desarrollo de proyectos renovables e infraestructuras sostenibles, que abarca la construcción de parques eólicos, plantas solares, biogás e hidrógeno verde.
Scroll al inicio