Gobierno de Cantabria y Ecoembes lanzan una nueva edición de la campaña ‘El mundo necesita un giro’

El objetivo es sensibilizar sobre la importancia del reciclaje de envases

El Gobierno de Cantabria, a través de la Consejería de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente y la empresa pública MARE, y Ecoembes pondrán en una marcha una nueva edición de la campaña de concienciación sobre el reciclaje que, bajo el título ‘El mundo necesita un giro’, pretende sensibilizar y concienciar a la ciudadanía de la Comunidad Autónoma sobre la importancia de reciclar más y mejor los envases en los contenedores amarillos y azules.

La campaña, que se prolongará hasta el próximo otoño de 2024, estará presente en diferentes canales para impactar a públicos de todas las edades: televisión, radio, prensa papel, prensa digital, soportes de exterior y redes sociales.

Además, se pondrán en marcha acciones de street marketing en determinados municipios cántabros en los que habrá un contacto directo con los vecinos con el fin de resolver sus dudas sobre reciclaje y recordarles la importancia de depositar cada residuo en el contenedor adecuado: amarillo (envases de plástico, latas y briks) y azul (envases de papel y cartón).

También se les entregarán folletos informativos y bolsas reutilizables para depositar los envases que se consumen en los hogares y poder trasladarlos de manera cómoda a los contenedores de la calle.   El lema de la campaña de este año es ‘Reciclando haces que los residuos se conviertan en nuevos recursos’ y pretende transmitir la importancia de avanzar hacia un modelo de economía circular y dejar de lado el modelo de usar y tirar.

Para ello, se anima a los ciudadanos a apostar por la reducción, la reutilización y el reciclaje y poder dar una segunda vida a los envases, reduciendo la explotación de nuevas materias y recursos naturales en los procesos de producción y fabricación.

Así lo ha explicado el consejero de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Roberto Media, durante la presentación de la nueva campaña, junto al gerente de Ecoembes en Cantabria, Fernando Blázquez; el director general de Medio Ambiente, Alberto Quijano; el director de la empresa pública MARE, Pedro Ruiz, y el presidente de la Federación de Municipios de Cantabria, Javier Camino.

Durante su intervención, Media ha llamado «a la acción» para seguir sensibilizando a los cántabros sobre la importancia de recuperar los envases para darles una segunda vida y ha confiado en que esta campaña sirva para poner en valor el papel «relevante» que ocupa el reciclaje en el ámbito de la economía circular en Cantabria.

Reciclar más y mejor

Así, ha destacado el incremento experimentado en los últimos años por el reciclaje en Cantabria a través de los más de 10.800 contenedores de envases ligeros, papel y cartón y vidrio diseminados por toda Cantabria, así como la red de 36 puntos limpios a disposición de toda la ciudadanía.

En este sentido, ha informado de que en 2022 en Cantabria se enviaron a instalaciones recicladoras 19.463 toneladas de envases domésticos de plástico, metal, briks y papel y cartón para ser reciclados y darles una nueva vida, un 9,3% más con respecto al año anterior.

Del total de toneladas de envases reciclados, 11.467 procedían de los envases que los ciudadanos separaron en los 3.404 contenedores amarillos y los 3.278 azules en la calle, así como en las más de 500 papeleras de colores instaladas en espacios de gran afluencia de público.   Además, el año pasado cada cántabro separó 19,9 kilos de envases de plástico, latas, briks y papel y cartón para hacer posible su reciclaje.

En el caso de envases ligeros, separó para su posterior reciclaje 12,7 kilogramos de envases domésticos de plástico, metálicos y briks en los 3.404 contenedores amarillos, recogiéndose un total de 7.465 toneladas en toda Cantabria.

En papel y cartón, en 2022 se recuperaron en Cantabria 10.888 toneladas de papel y cartón en los 3.278 contenedores azules, de tal manera que cada ciudadano de Cantabria separó el año pasado 18,6 kilogramos de este tipo de materiales.   Finalmente, en los 4.171 contenedores iglú para envases de vidrio se recogieron 12.141 toneladas, lo que supone que cada cántabro depositó 20,7 kilogramos. Además, se recuperaron 4.431 toneladas más de vidrio en la Planta de Tratamiento Integral de Residuos Domésticos de Meruelo.

A pesar de los «buenos datos» de reciclaje de Cantabria en los últimos años, el consejero de Medio Ambiente ha considerado que «hay que mejorar todavía más» y, para ello, ha apostado por trasladar a la ciudadanía la importancia que tiene el reciclaje en el día a día de las personas y del planeta.

«Pasar del usar y tirar a la economía circular supone, antes de nada, que todos conozcamos el importantísimo papel que ocupa el reciclaje doméstico en nuestras vidas para avanzar en la región hacia un modelo de desarrollo verdaderamente sostenible», ha subrayado Media, quien ha explicado que el objetivo de esta nueva campaña es «difundir lo más ampliamente posible el concepto de economía circular y la segunda vida que se le pueden dar a los envases de plástico, latas y briks si se separan correctamente en los contenedores amarillos, apostando, además, por la reducción, la reutilización y el reciclaje en todos los ámbitos de nuestra vida».

Tal y como ha explicado, la campaña pretende reforzar las acciones de calle con talleres y actividades educativas que llegarán a las fiestas y eventos locales y regionales, así como a ferias, mercados y otras actividades en las que se pueda hacer llegar la importancia del reciclaje a la ciudadanía.

Todo ello, ha dicho, de la mano de los ayuntamientos de la región y del tejido social y cultural de la región con el fin de acercar la economía circular a asociaciones, colectivos sociales y otras organizaciones y entidades de Cantabria, además de a centros educativos porque, en su opinión, «una buena educación ambiental desde que somos pequeños ayuda a formar a personas más concienciadas con la protección del medio ambiente».

Media ha puesto en valor la evolución de la recogida selectiva realizada por MARE en los últimos diez años, en los que ha pasado de prestar servicio de recogida de envases ligeros en 80 municipios a prestar sus servicios en 90, lo que supone un incremento del 7,14%. Para ello, ha incrementado el número de contenedores amarillos en un 55%, lo que ha supuesto un crecimiento de un 75% en el número de toneladas recogidas.

En el caso de la recogida selectiva de papel y cartón, MARE opera actualmente en 89 municipios, lo que supone un 7,23% más que hace una década, con un incremento del 45% en el número de contenedores azules instalados y un aumento del 80% en el volumen de toneladas recogidas.

Correcto uso de los contenedores

Por su parte, el gerente de Ecoembes en Cantabria ha valorado la puesta en marcha de la nueva campaña porque el lanzamiento de este tipo de iniciativas «contribuye de manera esencial a continuar consolidando el hábito tan beneficioso para el medio ambiente como es reciclar entre los cántabros, que reciclan cada vez más y mejor».

Consciente de la importancia de seguir concienciando a los ciudadanos sobre la importancia de dejar atrás el modelo de usar y tirar y apostar por la economía circular con «gestos tan sencillos» como el reciclaje de envases, Blázquez ha explicado que esta nueva campaña pretende hacer reflexionar a los habitantes cántabros sobre sus hábitos cotidianos que tienen relación con el reciclaje y la necesidad de hacer un correcto uso de los contenedores amarillos y azules que tienen a su disposición en la vía pública.

Finalmente, el presidente de la Federación de Municipios de Cantabria se ha mostrado partidario de implicar a los ayuntamientos en esta campaña con el fin de concienciar a los vecinos de que «cada gesto cuenta» y de que un uso adecuados de los contenedores es fundamental para que los residuos no lleguen a la naturaleza y Cantabria siga siendo una de las comunidades autónomas del país que más reciclaje y realiza buenas prácticas medioambientales.

Scroll al inicio