Santander recibe la Navidad con deportistas cántabras en el Hotel Real

Ruth Beitia, Iris Cagigas, Sara Fernández, Laura Nicholls y Beatriz Pellón protagonizaron el encendido de luces del emblemático establecimiento, que en su 106 aniversario apostó por los valores del deporte como el esfuerzo, la superación, el trabajo en equipo y la igualdad
Más de trescientas personas asistieron ayer al tradicional acto de bienvenida de las fiestas navideñas del Eurostars Hotel Real de Santander, durante el que se realizó un reconocimiento a las cinco deportistas cántabras que amadrinaron el encendido de luces del histórico edificio, fundado en 1917. 
Así, las protagonistas de la noche fueron la saltadora olimpíca ganadora del oro en Río, Ruth Beitia; la actual campeona de España de Bolos, Iris Cagigas; la última campeona de Europa de rallyes, Sara Fernández; la baloncestista olímpica y medalla de plata en Río, Laura Nicholls; y la campeona de España de Tenis y campeona mundial y europea de Pádel, Beatriz Pellón, al frente de la concejalía de Deportes del Ayuntamiento de Santander.
Cinco figuras del deporte, cuyo palmarés fue subrayado por el periodista de El Diario Montañés Marcos Menocal, se convirtieron en embajadoras de los valores del espírtu deportivo que este año marcan la Navidad del Real, como el esfuerzo, la superación, el trabajo en equipo, la inclusión y la igualdad. La subdirectora del hotel, María Martínez Alberdi, fue la encargada de dar la bienvenida al evento, organizado en colaboración con la Asociación de Creadores de Cantabria.
El acto, conducido por José Luis Callejo, reunió a numerosos representantes políticos e institucionales, entre los que se encontraban la alcaldesa de Santander, Gema Igual; la delegada del Gobierno, Ainoa Quiñones; el vicepresidente segundo del Parlamento de Cantabria, Francisco Javier López Marcano; el alcalde de Torrelavega, Javier López Estrada; los diputados, Leticia Díaz y Raúl Pesquera; el director general de Turismo, Gustavo Cubero; y el concejal del mismo ramo, Francisco Arias.      Tras la cuenta atrás, las deportistas homenajeadas encendieron el árbol, decorado por el joven diseñador e interiorista Martín Vuelta, cuya temática está inspirada en «la victoria y el triunfo», y en el que predominan el color dorado de las medallas que lo adornan, así como el azul de la Bahía de Santander, en un «fraternal abrazo del color identificativo de la ciudad», explicó Vuelta.
Posteriormente, se llevó a cabo el preceptivo brindis, en una entrañable velada prenavideña, que estuvo amenizada por las actuaciones en directo de la cantante cántabra, Andrea Ostúa, y el saxofonista de origen moldavo, Viorel Teisanu. Finalizado el evento, los invitados disfrutaron de una degustación de dulces navideños elaborados especialmente para la ocasión por el chef pastelero del hotel, Guillermo Valenzuela. 
Scroll al inicio