VIH en Cantabria: De 3.000 pruebas realizadas desde 2012 en 63 farmacias, 50 han resultado positivas

Las farmacias de Cantabria se han implicado en la detección precoz de la infección por VIH, realizando la prueba rápida de detección de VIH desde el año 2012 en colaboración con la Consejería de Salud de Cantabria. Desde ese año hasta la actualidad, las 63 farmacias que ofrecen este servicio en Cantabria han realizado alrededor de 3.000 pruebas, de las cuales 50 han resultado positivas.

Los tests rápidos de cribado frente al VIH permiten, mediante una técnica sencilla, conocer el estado serológico en aproximadamente 20 minutos. La fiabilidad de estos tests se aproxima al 100% (sensibilidad 100%, especificidad 99,7%), siempre que hayan transcurrido tres meses (período ventana) desde la práctica de riesgo.  La prueba rápida de VIH se hace con una pequeña muestra de sangre obtenida por punción en un dedo, y se realiza en las farmacias de forma anónima, con un consentimiento informado y con plena garantía de confidencialidad.

Todo resultado positivo necesita confirmación mediante pruebas convencionales, por lo que, ante un resultado positivo, la propia farmacia que ha realizado la prueba contacta directamente con el Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Valdecilla para concertar una cita y facilitar a la persona afectada la realización de una prueba confirmatoria del diagnóstico.

Se estima que actualmente un 30% de los infectados desconocen su situación. Estas personas infectadas por el VIH generan por diversos motivos una gran preocupación entre los responsables de salud pública y los clínicos. Al no beneficiarse del tratamiento antirretroviral aumenta la probabilidad de desarrollar sida y de fallecimiento, frente a los diagnosticados tempranamente. Por otro lado, estas personas pueden transmitir la infección sin saberlo.  Actualmente se sabe que el diagnóstico temprano de la infección por VIH permite el inicio precoz del tratamiento, mejorando así el pronóstico y aumentando claramente la esperanza de vida de los pacientes. Además, está demostrado que las personas que conocen su situación de seropositividad reducen en un alto porcentaje sus prácticas de riesgo, disminuyendo así en gran medida la transmisión de la infección.

Por todo ello, una importante estrategia en la lucha contra el VIH/SIDA es promocionar la realización de pruebas de VIH entre quienes han mantenido prácticas de riesgo, aumentando la accesibilidad de la prueba. La presidenta del Colegio, Rita de la Plaza Zubizarreta, declara que “La farmacia se presenta, una vez más, como un recurso útil para contribuir a la realización de pruebas de VIH debido a su accesibilidad, cercanía y proximidad, ya que cuenta con un profesional de la salud que puede asesorar sobre la prueba y sobre la propia infección, manteniendo la confidencialidad y el anonimato de los usuarios, y siempre colaborando con el resto de profesionales y autoridades sanitarias”

De la Plaza concluye que “La capilaridad de la red de farmacias hace que los profesionales de farmacia comunitaria sean los sanitarios de acceso más rápido y fácil. En numerosas ocasiones son el primer eslabón y la puerta de entrada al sistema sanitario para la población, que acude a ellos en busca de consejo y asesoramiento farmacéutico. La profesión farmacéutica se compromete en la atención al usuario, de manera que con su participación en programas de cribado contribuyen a la mejora de la salud de la población”.

Scroll al inicio