Espacios públicos: Plaza Rubén Darío y calle Juan Ramón Jiménez de Santander

El 30 de abril de 2003 el Ayto. de Santander aprobó el inventario de bienes municipales en el que estaba incluida la plaza Rubén Darío

El Grupo Socialista defenderá en una moción al próximo Pleno restituir el carácter público de la plaza Rubén Darío y de la calle Juan Ramón Jiménez, en El Sardinero, e instará a la revisión de oficio de un acuerdo de la Junta de Gobierno Local en 2004 que sacó la plaza del Inventario, al considerar que es nulo de pleno derecho porque la competencia reside en el Pleno.

Así lo ha anunciado este martes el portavoz municipal socialista, Daniel Fernández, en una rueda de prensa en la que ha estado acompañado por la concejala Concha González, adscrita a las áreas de Comercio y Turismo en el Ayuntamiento, tras las quejas de propietarios y comerciantes de los locales comerciales de la urbanización de Feygon.

La moción relata cómo el Pleno del Ayuntamiento de Santander, en sesión de 30 de abril de 2003, aprobó el inventario de bienes municipales en el que estaba incluida la plaza Rubén Darío, como certificaría un año más tarde el secretario general del Pleno, Francisco Ruiz Ruiz-Hidalgo, con el visto bueno del entonces alcalde, Gonzalo Piñeiro García-Lago.

Sin embargo, pocos meses después, en septiembre de 2004, un acuerdo de la Junta de Gobierno Local corrigió el acuerdo plenario en atención del recurso presentado por la Comunidad de Propietarios de Feycansarco (Feygon) y excluyó la citada plaza del Inventario.

Pero el PSOE considera, en base al artículo 34 del Reglamento de Bienes de las Entidades Locales, que es el Pleno de la Corporación local el órgano competente para acordar “la aprobación del inventario ya formado, su rectificación y comprobación”, por lo que la decisión que adoptó el equipo de Gobierno del PP es “irregular”.

De esta manera, los socialistas instarán al Pleno este jueves, 30 de noviembre, a revisar de oficio aquel acuerdo de la Junta de Gobierno por ser “nulo de pleno derecho”. “Pedimos al equipo de Gobierno del PP y a la alcaldesa de la ciudad, a la señora Gema Igual, que defienda la propiedad pública de un espacio público que está en proceso de privatización”, ha agregado.

Fernández ha mostrado abundante documentación que “prueba el carácter público de la plaza Rubén Darío”, inventariada desde diciembre de 2001, una parcela de 7.700 metros cuadrados que se corresponde con “la cesión de zonas verdes vinculada a la propia promoción de las viviendas de Feygon, que incluso obtuvieron beneficios fiscales del Ministerio de la Vivienda”.

El portavoz del PSOE ha señalado que el origen de esta plaza es un Plan Parcial de los años sesenta, que tenía tres clases de suelo urbano: edificación privada, viales, parques y jardines, “con la consiguiente cesión al Ayuntamiento por parte de la empresa urbanizadora de los terrenos no edificables”.   El portavoz socialista ha añadido que los propios estatutos y acuerdos de la comunidad de propietarios abundan en esta situación, y que incluso el anterior jefe de Patrimonio del Ayuntamiento declaró en sede judicial que “las plazas son de dominio público y que la plaza de Rubén Darío es de dominio público”.

Aunque ha aclarado que los recursos ante los tribunales no prosperaron al ser denegada la legitimidad actora a los demandantes, Fernández ha subrayado también que los asuntos que afectan a las plazas públicas, las calles públicas, no prescriben.

Ahora, y a petición de propietarios de locales y comerciales, el PSOE de Santander impulsa esta moción para que sea el Pleno, que es el que tiene la competencia, el que se pronuncie sobre este espacio de la ciudad que incluso contiene, como consta en el Inventario, el “busto de Rubén Darío en la Avenida García Lago (Feygon)”. 

Sin embargo, como ha expuesto el portavoz del PSOE, la propiedad ha procedido a lo largo de los años al cierre perimetral de la plaza y, desde la pandemia, también al cierre de un vial público como la calle Juan Ramón Jiménez, para convertirlo en un aparcamiento privado para los propietarios de la urbanización “de forma totalmente irregular”.

“Impulsamos esta moción para que el Ayuntamiento de Santander recupere lo que es de todos los santanderinos y de todas las santanderinas”, porque ha dicho, “de lo contrario se estaría produciendo una apropiación indebida del espacio público y con la connivencia del PP de Santander”, ha concluido.

Scroll al inicio