Polanco aprueba un presupuesto de 5,6 millones de euros para 2024

Un 70 % de aumento en las partidas de bienestar comunitario, ayudas a la emergencia y a situaciones de necesidad

El pleno de Polanco ha aprobado con los único votos del equipo de gobierno del PRC y la abstención de toda la oposición (PP, PSOE y Vox) el presupuesto de 2024 que asciende a 5.656.829,49 euros, que aumenta cerca de 300.000 sobre el año anterior, un documento que prioriza la atención a las personas con un 70 % de aumento en las partidas de bienestar comunitario, ayudas a la emergencia y a situaciones de necesidad.

En este mismo capítulo estaría la creación de dos nuevas partidas para dar cobertura a los servicios que se pretenden poner en marcha el próximo año, el taxi bajo demanda para que los mayores de 65 años acudan a su centro de salud y el sistema de dosificación personalizada en medicamentos, el denominado pastillero gigante, para aliviar la soledad no deseada y asegurar una correcta medicación de las personas de edad avanza.

También aumentan las asignaciones para el convenio para ampliar el servicio del Torrebus y para cultura, juventud, deporte, tiempo libre, biblioteca, festejos, medio ambiente, tercera edad y a las subvenciones que se conceden a las distintas asociaciones del municipio, capítulo social que representa cerca del 26 % del presupuesto (1.456.000 euros).      El documento económico recoge un aumento de los ingresos en 320.526 euros, en su mayor parte provenientes de las plusvalías (180.000), el impuesto de construcciones (55.000), las transferencias del Estado (27.600) y el incremento previsto en el Fondo de Cooperación Local (11.000), mientras que descienden los procedentes del IBI de urbana en unos 15.000 euros.

La alcaldesa, Rosa Díaz, ha asegurado que el presupuesto es «continuista porque las políticas aplicadas hasta ahora van dando buenos frutos», pero que también se incluyen políticas innovadoras en materias como igualdad y participación ciudadana «pensadas para las personas», además de ser un documento «en el que los números se traducen en hechos».

También ha insistido en que incluye «una adecuada utilización del remanente» para ejecutar inversiones, a la par que dotar «de manera adecuada» las partidas más importantes para dar respuesta a los servicios que afectan al día a día de los vecinos, todo ello manteniendo por décimo año consecutivo la congelación de tasas y de impuestos, a pesar de las recomendaciones de la Intervención municipal.

Por su parte, el concejal de Hacienda, Avelino Rodríguez, ha detallado que el presupuesto destina al pago de nóminas y cotizaciones sociales el 31 % del total (1.781.000 euros), mientras que los contratos de servicios como suministro de agua, recogida de basuras, alumbrado, recaudación, electricidad, jardinería, limpieza de espacios públicos o recogida de animales, entre otros, se llevan otro 33 % (1.800.000 euros).

Además, un 10 % del presupuesto (unos 792.000 euros) se destinan a financiar actuaciones en materia de inversiones, urbanismo, vías públicas, protección civil y mantenimiento de servicios, una cantidad que se verá incrementada cuando se incorporen el remanente gracias a que las cuentas públicas están saneadas y el Ayuntamiento no tiene contratadas operaciones de crédito.     En este sentido, el concejal ha recordado que el pasado año a inversiones se destinaron durante el año cerca de 2,9 millones de euros, con actuaciones tan importantes como el aula de 0 a 2 años, la Casa de Cultura, la remodelación de la Casa Joven y el nuevo centro social de la Tercera Edad.     Avelino Rodríguez ha resaltado que el presupuesto recoge la única propuesta realizada por un grupo de la oposición, el PP, que ha supuesto duplicar la partida inicial prevista para ejecutar obras de saneamiento en el municipio.

Abstención de la oposición

Los tres grupos de la oposición (PP, PSOE y Vox), ese a destacar el trabajo realizado para elaborar el documento económico para que pueda entrar en vigor el 1 de enero, se ratificaron en  su abstención, postura que fue criticada por la alcalde que tachó de «falta de coherencia» la actitud de los populares frente a un documento que incluye su propuesta  inversora.

Scroll al inicio