El año 2019 está lejos de ser un año espléndido para Vocento. Pese a experimentar una mejoría en sus cuentas entre enero y junio, el grupo atraviesa una importante crisis que afecta de lleno a la estabilidad de su directiva. El golpe final llegó el pasado viernes, cuando Fernando de Yarza, Gonzalo Urquijo y Santiago Bergareche presentaron su dimisión, lo que supone una clara victoria de Luis Enríquez.

La guerra entre ambos bandos viene de lejos. Los tres directivos llevaban varios meses intentando finiquitar el tiempo de Enríquez como consejero delegado de la empresa. Cuando la salida del directivo parecía cerrada, este consiguió recabar los apoyos de la familia Ybarra y se mantuvo en su puesto, extremo que enfureció a Urquijo, Bergareche y de Yarza, que acabaron presentando su dimisión.

Vocento, por su parte, confirmó estas salidas en un comunicado enviado a la CNMV, indicando que se debían a “diferencias con la estrategia de gestión de y gobierno corporativo de la compañía”. Con este movimiento, se consolida el triunfo de Enríquez sobre sus detractores, ya que el bloque crítico con su gestión queda reducido a Soledad Luca de Tena, representante de Valjarafe S.L.

Vocento presenta sus cuentas del primer semestre de 2019

Más allá de los problemas que atraviesa su cúpula directiva, Vocento mejoró sus números en el primer semestre de 2019. La editora cerró este período con unos ingresos totales de explotación de 193,8 millones de euros, lo que supone una mejora del 1,5% con relación al mismo periodo del ejercicio anterior.

La venta de publicidad es el principal sustento de este crecimiento, ya que experimentó una subida del 6,9%. Desgranándola por ámbitos, la digital prosigue su buena marcha y se incrementa un 15%, mientras que la publicidad en papel se apunta una bajada del 4,2%. Por su parte, las ventas de ejemplares registran una caída del -4,4%, por un descenso en Prensa Regional del 5% y del 2,1% en ABC.

Las noticias no son del todo positivas, ya que el resultado de explotación cae un 40,9% sobre el primer semestre de 2018, situándose en 4,8 millones de euros. Desde Vocento apuntan a que este dato viene motivado por el incremento de las indemnizaciones y el resultado por enajenación de inmovilizado que recogía en el primer semestre de 2018 una plusvalía por la venta de inmuebles.

Fuente: prnoticias