Las tendencias aparecen en las calles y en las pasarelas y luego se materializan en la realidad de las tiendas y marcas de ropa. Ahí se quedan durante toda la temporada para estar presentes en las colecciones para quien quiera admirarlas – en la gran mayoría de casos – o adoptarlas – en menor grado -. Cada una de las marcas decide cómo declina cada tendencia. Cojamos, por ejemplo, los cuadros escoceses que esta temporada vienen con fuerza por cortesía de la estética punk. ¿Cómo se traducen en la industria? Pues en mil y una formas, a través de vestidos largosabrigos de lana o a través de gorras de factura pesquera. La potestad de decisión en los talleres de diseño es incontestable y libre, tanto como lo es la nuestra que como compradoras podemos elegir cómo adoptamos cada tendencia.

Hoy venimos a hablar de la tendencia de las prendas de lunares y/o plumeti, que se forjó en los desfiles de Alberta Ferreti, Balmain, Dolce&Gabbana o Tommy Hilfiger y que eclosiona estos meses en la cantera donde una encuentra todos los objetos de culto, es decir: Inditex. Concretamente, en Bershka y en Zara. Ese tándem nos deja escoger cómo llevamos a nuestro terreno el plumeti más delicado. 

He aquí las dos opciones:

Blusa romántica de Bershka

Un vestido corto y ajustado de ZARA