El aprovechamiento de la energía eólica en las ciudades, conservas artesanales y de producción limitada de pescado salvaje del Mar Cantábrico y aplicaciones en móviles e internet para implementar programas de nutrición son las propuestas de los tres proyectos, desarrollados por emprendedores cántabros, que se presentarán en la séptima ronda de inversores que la Fundación Innovación y Desarrollo (FIDBAN) celebrará este martes, 8 de octubre.

El Salón de Actos de la Universidad Europea del Atlántico acogerá hoy una nueva cita organizada por FIDBAN para facilitar el contacto entre emprendedores cántabros e inversores locales y extranjeros. La presentación de los tres proyectos seleccionados –Columna Aerocity, Nutri-Res Comunidad y Artesanos Alalunga– dará comienzo a las 19.00 horas y podrá ser seguida en streaming por el canal de la Fundación en Facebook.

Antonio Lago es el responsable del proyecto Columna Aerocity pensado para aprovechar la energía eólica en las ciudades. Se trata de una columna que se integra con el mobiliario urbano, absorbe el Co2 (9 Tn al año), retiene las partículas sólidas y lo purifica mediante iones negativos (20.000 m3 a la hora).

Permite la carga de cualquier tipo de vehículo eléctrico, facilitando la sostenibilidad de las ciudades. Columna Aerocity se ofrece como una alternativa low cost para Ayuntamientos, empresas que generen contaminación, gasolineras, centros escolares, campings o comunidades de vecinos.

La conservera Artesanos Alalunga, con sede en Reocín, es un proyecto familiar impulsado por Álvaro y Pablo Huidobro. Un proyecto forjado a partir de la pasión por la gastronomía y la determinación en ofrecer al mundo las mejores delicias de la costa cántabrica. Las conservas de Artesanos Alalunga son el resultado de meses de investigación.

Su producción es limitada, hecha a mano, mediante cocción a baja temperatura, y se elabora a partir de pescado salvaje del Mar Cantábrico obtenido mediante artes de pesca sostenible y respetando las temporadas de cada especie. Actualmente ofrece ocho referencias con distintas recetas de merluza, sepia y bonito del Norte. Precisamente la denominación del éste último, thunnus alalunga, es el que da nombre a la empresa y a sus productos. La conservera inició su actividad en mayo de 2018.

Roberto Peñllicer, farmacéutico, nutricionista por la Universidad de Navarra, especializado en nutrición clínica y deportiva, presenta su proyecto Nutri-Res Comunidad. Una propuesta para mejorar la nutrición de deportistas y público en general con programas personalizados, adaptadas según las patologías, deporte, trabajo, rutina diaria, que serán accesibles tanto desde plataformas web como mediante App.

Se ofrecerá asesoramiento especializado para realizar dietas personalizadas y adaptadas a todo tipo de usuario-paciente. También se pondrá en marcha un programa de nutrición y restauración colectiva para profesionales que permita controlar, desde la entrada de la materia prima hasta el producto final, en todos los procesos de restauración colectiva: hospitales, restaurantes, residencias, colegios…

Con esta séptima ronda de inversores, la tercera de 2019, FIDBAN, la fundación impulsada por el Gobierno de Cantabria y de la que forman parte la Universidad Europea del Atlántico (UNEATLANTICO), la Fundación Universitaria Iberoamericana (FUNIBER), el Centro de Innovación e Investigación (CITICAN) y la Consejería de Innovación e Industria a través de SODERCAN, reafirma su apoyo al emprendimiento en Cantabria.

Con los proyectos que se presentan este martes son ya 33 los emprendedores, 27 de ellos de Cantabria, que han tenido la oportunidad de presentarse ante inversores locales y extranjeros.