Ecologistas en Acción Cantabria alertan de la expansión de la uña de gato por Suances, municipio que se ha convertido en ‘zona 0’ de la afección de esta especie invasora.

En un comunicado, la agrupación conservacionista lamenta que a pesar de la denuncia pública realizada hace casi un año -en mayo de 2018- apenas se han retirado unos «pocos metros cuadrados» en la playa de Tagle, una «ínfima» fracción del espacio ocupado.

En otras zonas, como las campas del faro o en la zona alta de las playas de Los Locos y de La Tablía, o en el arenal de La Concha, «no se ha tocado».

Así las cosas, este municipio «se está convirtiendo ya en la ‘zona 0’ de la afección por uña de gato en nuestra región», advierten desde Ecologistas, que ha entregado tres instancias en la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación y otras cuatro en el Ayuntamiento para denunciar el avance de esta invasora, sin que se haya procedido a su retirada.

«Después de varias conversaciones con representantes municipales, se nos responde que algunas personas están en contra de su retirada por el agradable efecto que produce cuando está en floración o que frena la entrada de arena en los paseos», señalan desde EA, que creen que hay que ser «rigurosos y objetivos», más desde la administración, al abordar el tratamiento de invasoras como la uña de gato, de orgien sudafricano y que arrasa los sensibles ecosistemas costeros hasta el punto de eliminarlos.

Ecologistas recuerda que estos ejemplares están incluidos en el Plan Regional para la Gestión y Control de las Especies Exóticas Invasoras (noviembre 2017) del Gobierno de Cantabria, al ser especies catalogadas con una «alta» gravedad de la amenaza, encontrándose en la última fase del proceso de invasión: la de «establecimiento», con estabilidad en el espacio ocupado y en proceso de expansión.

Están señaladas también como «Especies Objetivo», por el grado de conocimiento, el marcado carácter invasor y su peligrosidad para los hábitats autóctonos. Son especies de «relativa fácil eliminación» si se comparan con otras exóticas invasoras como el plumero, la chilca o el bambú japonés.

Están consideradas por el Grupo de Especialistas en invasiones biológicas dentro de las 20 más dañinas presentes en España e incluidas en el Catálogo nacional de Especies Exóticas Invasoras y en el Atlas de las Plantas Alóctonas Invasoras de España.

Por todo lo anterior, en Ecologistas en Acción consideran que «no tiene justificación que no se actúe» y avisan de que esta «inacción» está provocando un «grave daño ambiental».