Hoy, 11 de diciembre de 2018, la Embajadora de Rumania ante el Reino de España, Gabriela Dancau, junto con el Delegado del Gobierno en Cantabria, Pablo Zuloaga, y el Cónsul General de Rumania en Bilbao, Marian Popescu, inauguró el Consulado Honorario de Rumania en Santander,

La apertura oficial del Consulado Honorario de Santander se enmarca en una estrategia amplia de la Embajada de Rumanía en el Reino de España y del Ministerio rumano de Asuntos Exteriores de incrementar la calidad de la asistencia consular y de acercarse al lugar de residencia de nuestros conciudadanos en territorio español.

«Estoy convencida que el Consulado Honorario llegará a convertirse en toda una referencia para los que quieran conocer Rumanía y en un punto de información y orientación de mucha utilidad para los rumanos que necesiten asistencia consular”, destacó la Embajadora de Rumania.

El cónsul honorario, desde su despacho profesional en la ciudad de Santander, Sancho Michell es abogado y Director del Club La Tenida, dirige una Mutua colaboradora con la Seguridad Social, Activa Mutua, en las Comunidades de Cantabria, País Vasco y Navarra. Anteriormente desempeñó el cargo de Delegado de la Fundación-Obra Social Bancaja en el norte de España.

En su intervención, el nuevo Cónsul Honorario quiso ratificar la confianza entre ambos países; afirmando que «deseamos que estas relaciones, ya en los máximos niveles, sean extendidas a distintos ámbitos de la sociedad (empresarial, comercial, cultural, en todos los sentidos), para que seamos capaces, entre todos, de hacer juntos aún mayores cosas».

Rumanía tiene mucho que ofrecer: su estratégico enclave, su bajo porcentaje de criminalidad, un sistema legal sano, que garantiza la seguridad jurídica, y un importante grado de especialización laboral, y se prepara para hacer frente a su primera presidencia europea a partir del 1 de enero de 2019, 12 años después de incorporarse a la Unión.

Michell asume esta responsabilidad como «con el compromiso de aportar experiencia para reforzar los vínculos entre ambos países y con Cantabria en particular».

Cantabria es destino de una nutrida población rumana, casi 9.000 personas componen hoy la comunidad afincada en Cantabria,  y «desde hoy pueden contar con una persona comprometida que cumplirá con ellos con la máxima ilusión y el deseo de serles útil”, manifestó.