El candidato de Ciudadanos al Congreso por Cantabria, Rubén Gómez, ha reconocido, tras perder el escaño que obtuvo en las elecciones del pasado mes de abril, que «es indiscutible» que su partido ha obtenido unos «malos» resultados en las elecciones, tanto a nivel nacional, al perder 47 escaños, como regional, al descender 10 puntos. «Hablando mal y pronto, es una hostia como un piano«, ha dicho con rotundidad.

Ha añadido, en su comparecencia ante los medios, que ahora tendrán que «asimilar» lo que ha ocurrido y «reflexionar» sobre ello, así como analizar «qué hemos hecho mal y bien».

«A partir de mañana toca ponerse a trabajar por lo que creo, y sigo pensando, y cada día más, que Ciudadanos es el mejor proyecto y el más necesario para este país y para esta región», ha dicho.

Así, ha señalado que, tal y como ha repetido durante la campaña, sigue pensando que «no podemos permitir que los extremos decidan por los moderados», aunque «el pueblo, que es sabio, ha decidido que los extremos crezcan y estén muy bien representados en el Congreso de los Diputados».

En este sentido ha asegurado que no se «resigna» a que esos «extremos decidan por la mayoría de españoles y en España no haya centro político», por lo que va a seguir trabajando para «levantar la cabeza» y que su partido «remonte» y vuelva «otra vez al punto» en el que estaba el pasado mes de abril «o más arriba si es posible».

Por ello, ha insistido en que desde mañana va a «empezar a trabajar» por lo que va a ser el «futuro del partido» y se ha mostrado convencido de que Ciudadanos tiene «un futuro fantástico por delante»., al tiempo que va a «echar una mano» a sus compañeros que están en instituciones gobernando o en la oposición. «Tenemos mucho trabajo por hacer», ha dicho.

Preguntado por el destino de los votos que Ciudadanos ha perdido en Cantabria, Gómez ha dicho que es pronto para saberlo, aunque ha opinado que «gran parte se han podido ir a los extremos».

A su juicio, después de una situación «de cabreo, hastío y repetición electoral«, los discursos «sencillos, más simples pueden tener más atractivo que otros que hacemos discursos más reflexivos y a largo plazo».

No obstante, ha dicho que no cree que «los cántabros quieran que su región desaparezca, quieran negar violencia genero o no permitir que parejas LGTBI puedan adoptar», ha señalado.

En cualquier caso, ha considerado que a partir de aquí a Ciudadanos les «toca aceptar lo que ha ocurrido y hacer lo que mejor sabemos hacer, que es trabajar para este proyecto, que es el mejor para esta región y este país», ha insistido.

«Esto es un toque de atención que nos dan los votantes, que nos dicen que no les ha gustado lo que hemos dicho o dónde nos hemos situado», y ahora hay que «reflexionar para volver a recuperar la confianza del electorado, que la hemos tenido ahí hace menos de seis meses y espero que podamos recuperarla en el menor tiempo posible».

«Ahora toca levantarnos«, ha insistido y, en su caso, «desde otra perspectiva», ya que ahora no va a ocupar ningún cargo orgánico ni institucional, pero «no cambia mi implicación con este proyecto», ha asegurado.

Gómez también ha agradecido en su intervención la labor de los afiliados y simpatizantes del partido que han estado «al pie del cañón» durante toda la campaña electoral, y ha asegurado que es «un orgullo pertenecer a este grupo humano de Cs Cantabria.

Asimismo, ha agradecido la labor del Comité Ejecutivo del partido, que hizo posible lograr 57 diputados en abril, y en especial a su presidente, Albert Rivera, que «ha sido y sigue siendo el líder de Ciudadanos», desde su fundación hasta ahora, haciendo posible que ahora esté gobernando «para más de 20 millones de españoles».

Por último, ha dicho sentirse «muy orgulloso» de los cuatro años en los que ha sido diputado regional y de los seis meses en los que ha ocupado el cargo de diputado nacional, «gracias al trabajo de toda la gente de la Ejecutiva nacional».

What do you want to do ?

New mail